Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

Los hábitos saludables se pueden descuidar después de comenzar a tomar medicamentos para el corazón

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 5 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Algunas personas se descuidan de los hábitos saludables después de que comienzan a tomar medicamentos para el colesterol alto o la hipertensión, encuentra un estudio reciente.

De más de 41,000 adultos finlandeses de mediana edad a los que los investigadores dieron seguimiento, los que comenzaron medicamentos para el colesterol o la presión arterial fueron más propensos a dejar de hacer ejercicio o a aumentar de peso en los próximos años.

El patrón no prueba que los medicamentos, en sí, hagan que las personas se descuiden con el estilo de vida, apuntó la investigadora principal, Maarit Korhonen, profesora adjunta de la Universidad de Turku, en Finlandia.

Pero señaló que los hallazgos sí sugieren que los médicos deben hacer un mejor trabajo al enfatizar la importancia de unos hábitos saludables.

La Dra. Nieca Goldberg, cardióloga y voluntaria experta de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), se mostró de acuerdo.

"Es revelador para los que somos profesionales clínicos", aseguró Goldberg, directora del Centro de Salud de las Mujeres de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Los medicamentos son efectivos", anotó, "pero no eliminan la necesidad de una dieta saludable y ejercicio".

Por un lado, dijo Goldberg, los hábitos saludables pueden ayudar a las personas a mantener las dosis de sus medicamentos más bajas, lo que podría limitar cualquier efecto secundario.

E incluso más importante, indicó, es que comer alimentos nutritivos y hacer ejercicio con regularidad mejora la salud general de varias formas, desde el control del peso y el fomento de los niveles de aptitud física y fuerza, hasta reducir la presión arterial y el azúcar en la sangre.

Pero basándose en los nuevos hallazgos, el mensaje quizá no esté llegando.

En el estudio, publicado en la edición en línea del 5 de febrero de la revista Journal of the American Heart Association, participaron 41,225 adultos finlandeses de a partir de 40 años.

A lo largo de 13 años, los participantes del estudio fueron encuestados al menos dos veces sobre sus hábitos de estilo de vida y su peso. El equipo de Korhonen también usó registros electrónicos para monitorizar cualquier nueva receta de medicamentos.

En promedio, las personas que comenzaron a tomar medicamentos para el colesterol (estatinas) o antihipertensivos habían aumentado más peso cuando fueron entrevistados de nuevo, en comparación con los que no habían comenzado a tomar esos fármacos. Sus probabilidades de hacerse obesos fueron un 82 por ciento más altas, señalaron los investigadores.

De forma similar, los usuarios de medicamentos reportaron una reducción en sus niveles de actividad diaria, mientras que los no usuarios se mantuvieron constantes; también tuvieron un 8 por ciento más de probabilidades de hacerse sedentarios.

Los resultados no prueban que comenzar a tomar medicamentos haga que las personas descuiden su estilo de vida, según Korhonen.

Tampoco se trató simplemente de que las personas que tomaban medicamentos tuvieran más edad, anotó. Por ejemplo, entre las personas en la cuarentena, las que tomaban medicamentos cardiacos en general aumentaron más de peso y se hicieron menos activos.

Pero hubo algunas buenas noticias. Las personas que comenzaron a tomar medicamentos tenían un 26 por ciento más de probabilidades de dejar de fumar y, en promedio, redujeron su consumo usual de alcohol.

Esos hallazgos son alentadores, dijo Goldberg, en particular porque fumar es un importante factor de riesgo de la enfermedad cardiaca, y un hábito que es difícil de abandonar.

El estudio se realizó en Finlandia, y no está claro si los hallazgos serían equivalentes en otros países, anotaron los autores. Pero algunas investigaciones recientes en Estados Unidos y Corea han encontrado un patrón similar: los usuarios de estatinas muestran unos mayores aumentos en el consumo de calorías y grasa, en la obesidad y en la inactividad que los no usuarios.

Korhonen añadió que la moraleja es sencilla. "Las personas que comienzan a tomar medicamentos para la presión arterial o el colesterol deben seguir gestionando su peso, ser físicamente activas, gestionar su consumo de alcohol y dejar de fumar".

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre un estilo de vida saludable para el corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Maarit Korhonen, Ph.D., M.Sc., adjunct professor of clinical chemistry, University of Turku, Turku, Finland; Nieca Goldberg, M.D., director, Center for Women's Health, NYU Langone Health, New York City, and volunteer expert, American Heart Association; Feb. 5, 2020, Journal of the American Heart Association, online

Last Updated: