Dejar de fumar simplifica la recuperación de la cirugía

Según los expertos, hay menos complicaciones y la recuperación es más rápida para los ex fumadores

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 12 de noviembre (HealthDay News/DrTango) -- ¿Desea incrementar las probabilidades de que le irá bien después de la cirugía y de que evitará complicaciones?

La Sociedad Estadounidense de Anestesiología (American Society of Anesthesiologists) tiene una recomendación. Apague ese chicote.

Dejar de fumar incrementará las probabilidades de que se recupere de una operación sin que nada salga seriamente mal, según la sociedad.

"Los anestesiólogos son los especialistas en corazón y pulmones de la sala de operaciones. Se aseguran de que las funciones vitales del paciente estén funcionando adecuadamente", señaló el Dr. David O. Warner, presidente del equipo de trabajo de cesación de tabaquismo del grupo. "Cada año, cuidamos a unos diez millones de fumadores en la cirugía. Vemos el enorme daño que el tabaquismo le hace al organismo de una persona, pero también somos testigos de los enormes beneficios que experimentan los pacientes que dejan de fumar antes de la cirugía durante el proceso de curación".

La asociación sugiere que la cirugía ofrece una oportunidad ideal para que alguien deje de fumar del todo porque a los pacientes de cirugía se les pide que dejen de fumar el mayor tiempo posible antes y después de la operación.

Entre las razones para dejar de fumar relacionadas con la cirugía, según el grupo, se encuentran:

  • Se recuperará mejor después de la cirugía. Un estudio halló que la mitad de las personas que continuaron fumando después de la cirugía desarrollaron complicaciones. La cifra se redujo a veinte por ciento entre los que dejaron de fumar.
  • En los hospitales no se puede fumar y será difícil salir a hacerlo.
  • En cuestión de horas después de dejar de fumar, su organismo comienza a recuperarse. En menos de un día, según la asociación, el flujo de sangre mejora, lo que incrementa las probabilidades de evitar las complicaciones de la cirugía.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos y los Institutos Nacionales de Salud ofrecen ayuda por línea gratuita para los que quieren dejar de fumar y más información sobre dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTE: American Society of Anesthesiologists, news release, Nov. 9, 2009

--

Last Updated: