Bañar a un bebé es menos aterrador de lo que parece

In English

VIERNES, 9 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Todo padre recuerda la primera vez que bañó a su hijo recién nacido, aterrado de que pudiera dejar caer o hacer daño accidentalmente a su pequeño.

Pero una dermatóloga afirma que la tarea es fácil si los padres siguen algunos pasos básicos.

"Aunque al principio podría parecer sobrecogedor, bañar al bebé es sencillo, y solo hay que hacerlo dos o tres veces por semana, siempre y cuando el área del pañal se limpie durante cada cambio de pañal", según la Dra. Kalyani Marathe, dermatóloga en Washington, D.C.

"Lo primero que debe recordar es comenzar con baños de esponja hasta que el cordón umbilical del bebé se caiga y sane", señaló Marathe en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

Para un baño de esponja, necesitará un recipiente con agua tibia, un paño y un jabón para bebé suave y sin fragancia. Coloque al bebé en una superficie plana y cómoda. Mantenga al bebé tibio envolviéndolo en una toalla y exponiendo solo la parte del cuerpo que vaya a lavar. Mantenga una mano en su bebé en todo momento.

Moje el paño en el agua y pase el paño suavemente por la cara y el cuero cabelludo de su bebé. Es seguro limpiar con suavidad los puntos blandos del bebé. Recuerde lavar los pliegues del cuello y detrás de las orejas, dijo Marathe.

Limpie el resto del cuerpo de su bebé. Solo necesita jabón para lavar las áreas sucias, típicamente el área del pañal y el cuello. Entonces, enjuague el jabón.

"Cuando el cordón umbilical de su bebé se caiga, puede cambiar a baños tradicionales", comentó Marathe. "Pero comience poco a poco: si parece que su bebé odia los baños regulares, vuelva al método de la esponja durante otra semana o más".

Para un baño tradicional, puede usar el lavamanos o una pequeña bañera de plástico. Use agua tibia y meta al bebé al agua por los pies primero. La mayor parte del cuerpo del bebé debe estar bastante por encima del agua. Use un paño para lavar suavemente la cara y el cuero cabelludo de su bebé. Use champú para bebé una o dos veces por semana para limpiar el pelo de su bebé.

Limpie el resto del cuerpo de su bebé y use jabón solo en las áreas sucias.

"Después del baño, envuelva a su bebé de inmediato en una toalla para mantenerlo caliente, y piense en aplicar un humectante suave y sin fragancia, como la vaselina", aconsejó Marathe.

Más información

La Academia Americana de Pediatría describe cómo preparar la llegada de su bebé recién nacido.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: American Academy of Dermatology, news release, July 9, 2019

--

Last Updated: