¿Y si usted fuera su propio donante de sangre para una cirugía?

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 29 de enero de 2019 (HealthDay News) -- A los pacientes de cirugía cardiaca podría irles mejor si su propia sangre se "recicla" y se les vuelve a administrar durante el procedimiento, sugiere un estudio preliminar.

El estudio se enfocó en la llamada donación de sangre "autóloga intraoperatoria", en que se extrae sangre de los pacientes al inicio de la cirugía para su propio uso. La meta es evitar transfusiones de sangre donada durante las cirugías en que los pacientes por lo general sangran mucho.

Entre casi 700 pacientes de cirugía cardiaca estudiados, los investigadores encontraron que la táctica sí pareció reducir las transfusiones de sangre. Los pacientes que se autodonaron también tuvieron unas estadías hospitalarias más cortas.

Algunos hospitales ya realizan este tipo de donación de sangre, aunque los expertos apuntaron que es difícil saber qué tan común es.

El Dr. Robbin Cohen, cirujano en la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles, dijo que ha estado usando ese método durante unos años.

Es sencillo y, en su experiencia, beneficioso, dijo Cohen, que no participó en el nuevo estudio.

Dicho esto, los hallazgos no prueban que la autodonación durante la cirugía cardiaca sea la mejor opción, según Cohen. El estudio fue una observación retrospectiva de los expedientes de los pacientes, no un ensayo que asignara aleatoriamente a los pacientes a realizar o no una autodonación.

"Lo que se necesitan son ensayos prospectivos bien diseñados", planteó Cohen.

Pero añadió que "este estudio es un buen inicio. Hay una sugerencia de beneficio".

Los hallazgos fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad de Cirujanos Torácicos (Society of Thoracic Surgeons), que se está celebrando esta semana en San Diego. Los estudios presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

El Dr. Eric Zimmermann dirigió la investigación cuando trabajaba en el Hospital de Nueva York-Presbiteriano de Queens (NYPQ), en la ciudad de Nueva York.

Concurrió en que se necesitan más estudios para fomentar un uso más amplio de la autodonación durante la cirugía cardiaca. Anotó que es distinta que otra práctica conocida como almacenamiento de sangre, en que se extrae sangre de los pacientes y se almacena semanas antes de la cirugía, para usarla si necesitan una transfusión.

Zimmermann, que ahora es investigador en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón, en Portland, apuntó a algunas ventajas de la táctica intraoperatoria: una es que elimina el costo del almacenamiento de sangre. Además, la calidad de la sangre almacenada se degrada en cierta medida durante el almacenamiento, advirtió.

Con la donación intraoperatoria, los médicos extraen un poco de sangre del paciente antes del inicio de la cirugía, la guardan como "sangre entera", y solo le añaden anticoagulantes. "Entera" significa que la sangre contiene todos sus componentes naturales. La sangre almacenada con frecuencia se separa en distintas partes, por ejemplo los glóbulos rojos y las plaquetas (las células que previenen en sangrado al aglutinarse entre sí).

En el nuevo estudio, el equipo de Zimmermann analizó los expedientes de pacientes que se habían sometido a una cirugía cardíaca en el Hospital NYPQ entre 2009 y 2017. En 2013, el hospital implementó un método "más agresivo" respecto a la donación intraoperatoria, en que la mayoría de los pacientes que se sometían a una cirugía de corazón abierto se autodonaban.

El grupo del estudio incluyó a 420 pacientes que se sometieron a la cirugía tras ese cambio en la política, y a 268 pacientes que recibieron la cirugía antes. Solo un pequeño porcentaje de ese último grupo se autodonó, según Zimmermann.

En general, encontró el estudio, la política más agresiva pareció reducir las transfusiones de sangre. Solo un 40 por ciento de los pacientes necesitaron una transfusión tras el cambio, en comparación con un 70 por ciento antes.

Y cuando los pacientes del grupo más reciente necesitaron una transfusión, típicamente requirieron menos sangre. Estuvieron un día menos en el hospital, en promedio.

Pero lo que no está claro es si las autodonaciones son el motivo de que los pacientes salieran antes del hospital. De hecho, dijo Zimmermann, no está claro precisamente cómo la táctica beneficia a los pacientes.

"Necesitamos una mejor explicación científica sobre por qué funciona", dijo.

Cohen apuntó que devolver la sangre entera a los cuerpos de los pacientes podría prevenir el sangrado porque contiene sus factores coagulantes y plaquetas naturales.

Por ahora, tanto él como Zimmermann dijeron que los pacientes que tienen una cirugía cardiaca programada pueden preguntar si la donación intraoperatoria es una opción para ellos.

"La mayoría de los cirujanos hablan sobre la necesidad potencial de transfusión con los pacientes, así que esto podría ser parte de esa conversación", señaló Cohen.

Pero incluso la autodonación implica riesgos potenciales. Según Zimmermann, puede mermar los glóbulos rojos (que portan el oxígeno) de los pacientes, y es posible que la sangre extraída se contamine con bacterias o virus.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre las transfusiones sanguíneas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Eric Zimmermann, M.D., postdoctoral research fellow, Oregon Health & Science University, Portland; Robbin Cohen, M.D., associate professor of surgery and director, Huntington Memorial Hospital cardiothoracic and lung cancer surgery program, University of Southern California Keck School of Medicine, Los Angeles; Jan. 28, 2019 presentation, Society of Thoracic Surgeons annual meeting, San Diego

Last Updated: