Las infecciones podrían desencadenar coágulos peligrosos

Estudio sugiere que los problemas en el tracto respiratorio y tracto urinario están relacionados con la trombosis venosa profunda

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 30 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las infecciones pueden llevar a ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares. Ahora, científicos británicos aseguran que han hallado que también pueden causar trombosis venosa profunda (TVP).

La TVP es un coágulo que se desarrolla en una vena profunda, generalmente en la parte inferior de la pierna. Puede causar dolor en la pierna y conducir potencialmente a complicaciones, desde los relativamente benignos, como la inflamación indolora de la pierna, hasta incapacitantes, como dolor crónico y llagas en la pierna. En los peores casos, la TVP puede convertirse en una embolia pulmonar que amenaza la vida, en la que un coágulo se libera y pasa a los pulmones.

En un informe de la edición del 1 de abril de The Lancet, Liam Smeeth, epidemiólogo de la Escuela de higiene y medicina tropical de Londres, y sus colegas concluyen que las infecciones pueden acarrear TVP.

"Con frecuencia se ha sugerido que la infección es un posible factor de riesgo para tromboembolia de vena profunda, aunque la evidencia no ha sido constante y ha estado potencialmente parcializada", aseguró Smeeth. "Consideramos que este estudio realmente determina que la infección es un factor de riesgo para la tromboembolia venosa".

Las infecciones, tanto las infecciones del tracto respiratorio como las del tracto urinario aumentan el riesgo de TVP, particularmente durante las primeras dos semanas siguientes a la aparición de la infección, sostuvo Smeeth. "El hecho de que el riesgo aumentara con dos tipos distintos de infección sugiere que el riesgo de TVP podría deberse al proceso de infección en sí, en lugar de a un tipo específico de infección", anotó.

En su estudio, los investigadores recolectaron datos de 7,278 pacientes de TVP. Hallaron que las infecciones aumentaban el riesgo de TVP en 20 por ciento, particularmente durante las dos semanas siguientes a la aparición de la infección.

Según este hallazgo, Smeeth considera que los médicos deberían ser concientes de esta conexión. "Al evaluar un paciente que se sospeche que tenga trombosis venosa profunda o embolia pulmonar, una historia de infección reciente o actual debería incrementar las sospechas clínicas y justifica el diagnóstico de tromboembolia venosa", sentenció.

Los médicos también necesitan reconocer que los pacientes que tienen infecciones están en mayor riesgo de TVP, sobre todo los que ya están en riesgo alto, como los de cáncer o los que realizan vuelos de largas distancias, anotó Smeeth. "La presencia de infección debería formar parte de la decisión acerca del uso de medidas profilácticas para evitar tromboembolia venosa", agregó.

El Dr. Suresh Vedantham, profesor asistente de radiología y cirugía de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington en San Luís, considera que este estudio confirma que la infección o, más específicamente, la inflamación, pueden tener que ver con la TVP.

Se trata "de un artículo interesante que fortalece la relación ya sospechada entre la tromboembolia venosa y la infección e inflamación", dijo.

Cualquier infección desencadena una respuesta inflamatoria, que es la manera que tiene el organismo de combatir la infección, anotó Vedantham. "Este estudio no fue diseñado para determinar exactamente qué aspecto de la infección o la inflamación conllevaba la TVP. Sino que debería contribuir a estimular significativamente la delineación de mecanismos patofisiológicos que llevan a la TVP", sostuvo.

Específicamente, los médicos necesitan determinar qué componentes de la respuesta inflamatoria pueden predisponer a alguien que tiene TVP y si este proceso puede ser interrumpido con seguridad y eficacia, aseguró Vedantham. "Por ejemplo, si hay exámenes de sangre de rutina que podamos realizar para detectar marcadores de inflamación y por ende identificar qué pacientes están en mayor riesgo, entonces quizá podamos tratar pacientes con medidas profilácticas para evitar la TVP. Esa sería la ramificación potencial futura importante de esta línea de estudio".

Otro experto, el Dr. Jack Ansell, profesor de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston piensa que no hay suficiente evidencia aún para comprender cómo se desarrolla la TVP. Además, considera que aunque los médicos deberían saber acerca de los hallazgos de este estudio, no debería preocupar a los pacientes.

Las infecciones son tan comunes que si los médicos informaran a los pacientes acerca de este riesgo potencial, causaría más problemas de los necesarios, aseguró Ansell. "El riesgo de TVP por infección es tan bajo que, en general, la gente no debería preocuparse".

"Es demasiado pronto para decir qué debemos hacer respecto a estos hallazgos", dijo. "Es demasiado prematuro comenzar a tratar a los paciente de manera profiláctica con un anticoagulante".

Más información

El National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información sobre la trombosis venosa profunda.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Liam Smeeth, Ph.D., reader, clinical epidemiology, London School of Hygiene and Tropical Medicine, London; Suresh Vedantham, M.D., assistant professor, radiology and surgery, Washington University Medical School, St. Louis; Jack Ansell, M.D., professor, medicine, Boston University School of Medicine, Boston; April 1, 2006, The Lancet

Last Updated: