Aumenta la presión arterial en los EE. UU.

Estudio halla que más gente está siendo tratada por hipertensión que nunca antes

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES, 13 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Según investigadores del U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute, más estadounidenses que nunca están recibiendo tratamiento para la hipertensión arterial.

Anotaron que el principal factor del aumento dramático en la cantidad de estadounidenses hipertensos parece ser la epidemia generalizada de obesidad en los EE. UU.

"Hacen falta esfuerzos adicionales para evitar que se desarrolle desde un principio, con énfasis principal en la prevención de la obesidad", señaló Paul Sorlie, investigador líder y jefe de la rama de epidemiología de la división de ciencias de población y prevención del instituto. "Para los que tienen hipertensión, hacen falta esfuerzos adicionales para diagnosticar, tratar y controlar efectivamente la hipertensión para reducir los efectos adversos relacionados con la hipertensión".

El informe aparece en la edición de noviembre de Hypertension.

Para el estudio, el equipo de Sorlie recolectó datos sobre un total de 30,781 personas que participaron en dos encuestas nacionales de examen de la salud y la nutrición realizadas entre 1988 y 1994 y otras que cubrieron de 1999 a 2004.

Los investigadores hallaron que entre las dos encuestas, la hipertensión arterial había aumentado tanto en hombres como en mujeres. Para las mujeres, el aumento comenzaba a los cuarenta y entre los hombres a los sesenta.

Entre 1994 y 2004, el porcentaje de estadounidenses hipertensos pasó de 50.3 a 55.5 por ciento. Además, la cantidad de pacientes prehipertensos, los que probablemente desarrollarán hipertensión, pasó de 32.3 a 36.1 por ciento.

Durante el período del estudio, el grupo de Sorlie halló que el 72 por ciento de los hipertensos sabía que lo era y el 61 por ciento estaba recibiendo tratamiento, pero solo el 35 por ciento tenía la presión arterial bajo control.

La cantidad de personas que sabían que tenían hipertensión aumentó en cinco por ciento, sobre todo entre las mujeres de raza negra. Los índices de tratamiento por raza y por sexo también aumentaron. Los investigadores anotaron que se observaron aumentos significativos entre hombres blancos y negros.

Además, el índice de quienes tenían la presión arterial bajo control también aumentó. Entre los hombres de raza negra, los índices de control de la presión arterial aumentaron de 17 a 30 por ciento y entre los blancos de 22 a 39 por ciento.

Sin embargo, la cantidad de mujeres blancas hipertensas que tenían la presión bajo control no aumentó.

De todos los grupos, los estadounidenses de origen mexicano tenían los índices de control más bajos. Esto resulta especialmente cierto para los hombres jóvenes (el 16 por ciento) y para las mujeres de mayor edad (el 19 por ciento), según halló el grupo de Sorlie.

Sorlie considera que es fundamental que la gente se conciencie sobre su presión arterial y que los hipertensos se esfuercen por controlarla.

"Conozca sus niveles de presión arterial, busque el tratamiento apropiado y siga los consejos de su médico", recomendó Sorlie. "Pero para prevenir la hipertensión desde un principio, desarrolle y mantenga un estilo de vida saludable, y controle su peso con ejercicio y hábitos alimenticios saludables".

El Dr. Theodore A. Kotchen, profesor de medicina y epidemiología del Colegio Médico de Wisconsin en Milwaukee, y autor de un editorial acompañante en la revista, aseguró que el estudio tiene buenas y malas noticias.

"La buena noticia sobre el control de la hipertensión en los EE: UU. es que más gente que la padece lo sabe, que más gente que lo sabe está recibiendo tratamiento y que más gente está recibiendo tratamiento y está controlada", señaló Kotchen.

Pero a pesar de esta información positiva, quedan preocupaciones sobre la hipertensión y la obesidad, anotó Kotchen. "La enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular siguen siendo causas importantes de muerte y la hipertensión es un factor común de riesgo para la enfermedad cardiovascular y el accidente cerebrovascular", señaló.

"El porcentaje de hipertensión está aumentando, quizá debido a la obesidad. Necesitamos prestarle más atención al problema de la obesidad y el exceso de peso", señaló Kotchen. "La hipertensión sigue sin estar controlada en una cantidad inaceptablemente alta de individuos". Hemos avanzado algo, pero se necesita mucho más trabajo".

Más información

Para más información sobre la hipertensión, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Paul Sorlie, Ph.D., chief, Epidemiology Branch, Division of Prevention and Population Sciences, U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute; Theodore A. Kotchen, M.D., professor, medicine and epidemiology, Medical College of Wisconsin, Milwaukee; November 2008, Hypertension

Last Updated: