Investigación ofrece una idea sobre el papel del hígado en el síndrome metabólico

Este órgano parece afectar la variación de la presión sanguínea en los estadounidenses de origen hispano

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 5 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- La función del hígado afecta la variación de la presión sanguínea en familias estadounidenses de origen hispano no diabéticas, de acuerdo con un estudio presentado el jueves en la reunión de la American Heart Association.

Se sabe que el hígado desempeña un papel importante en el síndrome metabólico, una condición que se caracteriza por resistencia a la insulina, diabetes, presión sanguínea alta y anormalidades en los lípidos. Aunque todavía es necesario saber cómo todas estas condiciones se interrelacionan, se sabe que la resistencia a la insulina afecta la presión sanguínea, de acuerdo con un nuevo comunicado de prensa sobre el estudio.

En trabajos previos, los investigadores de EE.UU. identificaron tanto las relaciones genéticas como fisiológicas entre la resistencia a la insulina y las enzimas del hígado. En este nuevo estudio, examinaron la relación entre la función del hígado y la presión sanguínea de 635 estadounidenses hispanos no diabéticos cuyo padre o madre tenía presión sanguínea alta.

Los voluntarios del estudio se hicieron pruebas de la función hepática y fueron examinados para un número de factores que afectan la presión sanguínea, como la edad, el sexo, el peso corporal, la resistencia a la insulina, los lípidos, y el grosor de la pared de la arteria carótida.

Los investigadores identificaron combinaciones de pruebas de la función hepática que eran indicadores significativos de la presión sanguínea sistólica, el número superior en la lectura de la presión sanguínea. También hallaron que el grosor de la arteria carótida, el sexo, el peso y la resistencia a la insulina estaban asociados a la presión sistólica.

Las pruebas hepáticas no predijeron la presión sanguínea diastólica, que es el número inferior en la lectura de la presión sanguínea. La edad, el sexo y la resistencia a la insulina afectaron ese número, halló el estudio.

Los autores del estudio señalaron que es necesario investigar más para entender mejor el papel del hígado en la presión sanguínea así como otras características del síndrome metabólico.

Los hallazgos fueron presentados en la 60 Conferencia anual de investigación sobre la hipertensión de la American Heart Association, en San Antonio.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información sobre la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American Heart Association, news release, Oct. 5, 2006

--

Last Updated: