Can You Get COVID-19 Again? Replay our May 22 HDLive!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Intenta evitar un segundo ACV? El control de la presión arterial es clave

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 29 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Si ya ha sufrido un accidente cerebrovascular (ACV), su riesgo de sufrir otro es mucho más alto. Pero una nueva investigación encontró que una presión arterial bien controlada puede reducir ese riesgo en alrededor de un 20 por ciento.

Los autores del estudio sugirieron mantener una presión arterial de 130/80 mm Hg o menos.

"Se recomienda un control intensivo de una presión arterial de como mínimo menos de 130/80 mm Hg para la prevención secundaria del ACV", indicó el Dr. Kazuo Kitagawa, autor principal del estudio. Kitagawa es profesor y catedrático de neurología en la Universidad de Medicina de las Mujeres de Tokio, en Japón.

Aunque 120/80 mm Hg o menos podría ser un objetivo incluso mejor, Kitagawa anotó que apenas alrededor de un tercio de las personas del estudio actual fueron capaces de lograr un nivel tan bajo, a pesar de tomar en promedio casi tres antihipertensivos.

Apuntó que los pacientes con frecuencia se preocupan de que la presión arterial pudiera bajar demasiado, y que hay efectos secundarios que se pueden asociar con una reducción agresiva de la presión arterial.

La nueva investigación se publicó en la edición en línea del 29 de julio de la revista JAMA Neurology.

El autor de un editorial publicado junto con el estudio, el Dr. Craig Anderson, dijo que reducir la presión arterial "es relativamente simple". Pero para controlar la presión arterial de forma efectiva, con frecuencia los médicos deben recetar medicamentos múltiples, aunque no todos los médicos lo hacen, señaló. Anderson es profesor de neurología en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney, Australia.

"Quizá los médicos tengan una tendencia a ser conservadores en su uso de los antihipertensivos, sobre todo en las personas mayores y más frágiles, debido a la preocupación genuina sobre provocar efectos secundarios, por ejemplo una caída por el mareo que conduzca a una fractura de cadera", anotó.

Anderson comentó que los efectos secundarios más comunes de los antihipertensivos son leves, como mareo, inflamación de los tobillos y fatiga. Con frecuencia, se pueden evitar al modificar las dosis de los fármacos, dijo. Unos efectos secundarios más graves, pero menos comunes, incluyen caídas, desmayos y una alteración de la función renal. Anderson señaló que esos efectos secundarios usualmente se pueden evitar mediante una monitorización cuidadosa del paciente.

Pero como este estudio ilustra, los antihipertensivos también ofrecen beneficios. Anderson dijo que aunque los médicos no saben exactamente cómo una presión arterial más baja reduce el riesgo de ACV, "presumiblemente reduce el estrés en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que aminora las probabilidades de un engrosamiento, un bloqueo y una ruptura".

Tanto Kitagawa como Anderson apuntaron que los cambios en el estilo de vida (mantener un peso sano, comer alimentos saludables, hacer ejercicio con regularidad, reducir el estrés y moderar el consumo de sal) también tienen un rol importante en la reducción del riesgo de un segundo ACV.

El estudio actual incluyó a casi 1,300 supervivientes a un ACV. Los voluntarios del estudio fueron reclutados de 140 hospitales en Japón. Se inscribieron entre 2010 y 2016.

Se asignó aleatoriamente a los participantes a uno de dos grupos: a un grupo de control estándar de la hipertensión hasta llegar a 140/90, o a un grupo de control intensivo que buscaba llegar a 120/80 o menos.

El estudio se detuvo pronto debido a una inscripción lenta y a problemas con la financiación.

La presión arterial inicial en ambos grupos era de 145/84 mm Hg. Durante el periodo abreviado de seguimiento, la presión arterial del grupo estándar se redujo a 133/78, mientras que la del grupo intensivo se redujo a 127/77.

De los pacientes, 91 sufrieron un segundo ACV. El grupo intensivo pareció tener un riesgo más bajo de un ACV adicional, pero los hallazgos no fueron estadísticamente significativos, señalaron los autores del estudio.

Pero los investigadores reunieron sus hallazgos con los resultados de tres estudios anteriores sobre la reducción de la presión arterial y la prevención secundaria del ACV, y encontraron una reducción del 22 por ciento en el riesgo con el control intensivo.

"Esta investigación refuerza la importancia de un buen control de la presión arterial en las personas que han sobrevivido a un ACV", dijo Anderson.

Añadió que es importante que las personas recuerden tomar sus antihipertensivos según las indicaciones. Anderson comentó que muchas personas se olvidan de tomárselos de forma regular, así que sugirió usar aplicaciones para el teléfono celular si necesita ayuda para acordarse de tomarse sus medicamentos.

Más información

Para más información sobre cómo prevenir un ACV, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Kazuo Kitagawa, M.D., Ph.D., professor and chair, department of neurology, Tokyo Women's Medical University, Japan; Craig Anderson, M.D., Ph.D., executive director, the George Institute China at Peking University and professor, neurology, University of New South Wales, Sydney, Australia; July 29, 2019, JAMA Neurology, online

Last Updated: