La exposición al plomo aunada a la hipertensión puede causar declive cognitivo

Aseguran que, aunque preliminar, el hallazgo resalta la necesidad de limitar el plomo en el ambiente

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

SÁBADO 24 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que la exposición al plomo durante la infancia y la adolescencia puede contribuir a problemas relacionados con la hipertensión arterial que pueden afectar las capacidades cognitivas con el correr de los años.

La exposición al plomo y la hipertensión se relacionan con problemas cognitivos en los adultos mayores. Los investigadores sugieren que la exposición al plomo al principio de la vida puede tener efectos a largo plazo sobre la capacidad cognitiva y la función motora durante la adultez.

Los resultados del estudio fueron presentados el sábado en la conferencia anual de investigación sobre la hipertensión de la American Heart Association en Washington, D.C.

"Muchas de las cosas que suceden con la edad no son un subproducto de ésta", aseguró el Dr. Domenic Sica, autor principal y profesor de medicina y farmacología de la Virginia Commonwealth University. "Todas las enfermedades que hemos tenido y todas las cosas a las que hemos estado expuestos nos perseguirán durante años. La exposición al plomo probablemente conlleve una función determinante a largo plazo sobre algunos de los cambios que tienen lugar con la hipertensión", como se conoce también a la presión sanguínea alta.

El plomo se relaciona con un mayor riesgo de hipertensión y también con una mayor tendencia a enfermedad renal crónica, aseguró Sica.

Con datos del Third National Health and Nutrition Survey (NHANES III), Sica y su equipo hallaron que la exposición al plomo al principio de la vida, combinada con la hipertensión de los adultos en edad de trabajar, podría llevar a la disminución de las capacidades cognitivas con el paso de los años.

En el NHANES III participaron 4,835 personas entre 20 y 59 años. De estas, el 51 por ciento era de mujeres, el 35.4 por ciento era de raza blanca, el 31.4 por ciento era de raza negra y el 29.7 por ciento era de hispanos.

Los investigadores observaron las relaciones entre la presión del pulso, el nivel de plomo en la sangre y la proteína C-reactiva, un marcador de inflamación. También observaron los resultados de las pruebas de neurocomportamiento y las pruebas simples de tiempo de reacción.

Se presentó una correlación entre la presión arterial y estas medidas, dijo Sica. En las pruebas de neurocomportamiento, entre las que se encontraban medidas del tiempo de reacción, los investigadores hallaron un tiempo de reacción más lento y menos estable relacionado con aumentos en la presión del pulso y los niveles de plomo en la sangre.

"Necesitamos ser más cuidadosos en cuanto a cómo entendemos el impacto de los niveles de plomo en la sangre", advirtió Sica.

Un experto considera que los resultados del estudio son demasiado preliminares para llegar a conclusiones definitivas.

"Podría ser que las condiciones ambientales que conducen a la exposición al plomo afectan la función cerebral de manera independiente", aseguró el Dr. David L. Katz, profesor asociado de salud pública y director del Centro de Investigación de la Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. "Entre ese tipo de condiciones podrían encontrarse la pobreza durante la infancia o condiciones ambientales adversas.

Hace falta más investigación para determinar si la exposición al plomo y la presión sanguínea se combinan para conformar una amenaza única para el cerebro, advirtió Katz. "Teniendo en cuenta la prevalencia de este tipo de exposición, así como el importante interés del público en estrategias para prevenir las enfermedades de la demencia, la espera por esos esfuerzos será impaciente".

Otro experto considera que estos hallazgos apuntan hacia un grave problema sanitario.

El efecto que tiene el plomo sobre la función cognitiva es muy conocido, lo mismo que el efecto que tiene la hipertensión. "El hecho de que ambos puedan estar haciendo sinergia no sorprende", aseguró Hillel W. Cohen, profesor asociado de epidemiología y salud pública del Colegio de Medicina Albert Einstein de la ciudad de Nueva York.

"Esto constituye más evidencia que obliga a enfrentar el asunto del plomo en el ambiente, así como la hipertensión", sostuvo.

Más información

La American Heart Association puede darle más información sobre la hipertensión arterial.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Domenic Sica, M.D., professor of medicine and pharmacology, Virginia Commonwealth University, Richmond; Hillel W. Cohen, Dr.PH., associate professor of epidemiology and public health, Albert Einstein College of Medicine, New York City; David L. Katz, M.D., M.P.H., associate professor of public health, and director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Sept. 24, 2005, presentation, American Heart Association's Council for High Blood Pressure Research, annual fall conference, Washington, D.C.

Last Updated: