La hora de dormir podría ser el mejor momento para tomar antihipertensivos

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 23 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Tomarse los antihipertensivos a la hora de irse a la cama en lugar de en la mañana reduce casi a la mitad el riesgo de fallecer de un ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) o insuficiencia cardiaca, encuentra un estudio reciente.

Unos investigadores españoles siguieron a más de 19,000 adultos con hipertensión. Encontraron que las personas que tomaban todos sus antihipertensivos de noche tenían una presión arterial más baja durante todo el día, en comparación con los voluntarios que tomaron los fármacos en la mañana.

"Los hallazgos son altamente consistentes sin importar el sexo, la edad, la presencia de diabetes o enfermedad renal, y otros factores importantes conocidos de un aumento en el riesgo", aseguró el autor principal del estudio, Ramón Hermida.

Hermida es director de bioingeniería y cronobiología del Centro Atlántico de Investigación en Tecnologías de la Información y Comunicación de la Universidad de Vigo.

"Convencionalmente, la mayoría de los pacientes toman sus medicamentos en la mañana", señaló Hermida, "aunque ningún ensayo haya documentado alguna vez que eso sea preferible". Actualmente no hay directrices sobre el mejor momento para tomar los medicamentos, añadió.

Un médico de la ciudad de Nueva York cree que tomar las pastillas para la presión arterial de forma consistente ofrece la protección óptima.

"La clave es la rutina", aseguró el Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo del Hospital Lenox Hill. "No saltarse una dosis. Sabemos que lo único peor que una presión arterial elevada son los cambios en la presión arterial debidos a una falta periódica de cumplimiento".

Para lograr el cumplimiento, es importante ceñirse a una rutina, enfatizó Bhusri.

Además del cumplimiento, factores como las emociones y el uso simultáneo de otros fármacos pueden afectar a la efectividad de un medicamento, anotó Bhusri.

La investigación, llamada Ensayo de Cronoterapia Hygia, se realizó entre 2008 y 2018. Participaron unos 10,600 hombres y 8,500 mujeres del norte de España, de a partir de 18 años.

Todos habían sido diagnosticados con hipertensión antes del estudio. Se siguió a los pacientes durante un promedio de poco más de seis años.

Los participantes se asignaron al azar a tomar todas sus pastillas antihipertensivas solo una vez al día, en la mañana o a la hora de irse a la cama.

La presión arterial se midió de forma repetitiva a lo largo del estudio. Al menos una vez al año, los participantes usaron un monitor portátil, que registró múltiples lecturas de la presión arterial durante dos días.

Al final, los investigadores encontraron que los que siempre tomaban sus medicamentos de noche experimentaron una reducción de dos tercios en su riesgo de fallecer como resultado de problemas del corazón o de los vasos sanguíneos, en comparación con los que siempre los tomaban durante la mañana.

Un régimen farmacológico a la hora de dormir también se vinculó con una reducción del 44 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco, con una reducción del 40 por ciento en el riesgo de cirugía para ensanchar las vías arteriales (revascularización coronaria), con una reducción del 42 por ciento en el riesgo de insuficiencia cardiaca, y con una reducción del 49 por ciento en el riesgo de ACV, reportaron los investigadores.

En general, la reducción en el riesgo de muerte relacionada con eventos cardiovasculares fue del 45 por ciento, mostraron los hallazgos.

¿Por qué? Debido a un mejor control de la presión arterial nocturna, dijo Hermida.

"Ya hemos documentado que la presión arterial durante el sueño es el marcador más significativo de riesgo cardiovascular", explicó. Esto es así independientemente de que las medidas realizadas en el consultorio del médico durante el día sean normales o elevadas.

Las mediciones anuales de la presión arterial durante 48 horas mostraron que los pacientes que tomaban sus medicamentos de noche tenían una presión arterial "significativamente reducida" durante el sueño, en comparación con sus pares que seguían una rutina farmacológica matutina.

Hermida reconoció algunas salvedades. Una es que todos los participantes del estudio debían seguir una rutina típica de sueño: despiertos de día, y dormidos de noche. Eso significa que el estudio no puede informar sobre cómo las rutinas farmacológicas podrían afectar a los individuos que trabajan de noche de forma habitual.

Además, todos los participantes eran blancos. Hermida planteó que los estudios de seguimiento deben contar con distintas razas. Apuntó que los afroamericanos tienden a tener una presión arterial más alta que el promedio durante el sueño, de forma que investigaciones futuras deberán enfocarse en cómo el momento de tomar los medicamentos los afecta en particular.

Aun así, espera que los hallazgos del estudio puedan al final ofrecer a los profesionales clínicos cierta orientación cuando indiquen las mejores prácticas a los pacientes de presión arterial.

Bhusri añadió que los pacientes deben hablar con el médico antes de cambiar el momento en que toman sus medicamentos.

Los resultados del estudio se publicaron en la edición en línea del 22 de octubre de la revista European Heart Journal.

Más información

Para más información sobre los antihipertensivos, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Ramon C. Hermida, Ph.D., FASH, FAHA, director, bioengineering and chronobiology labs, Atlantic Research Center for Information and Communication Technologies, University of Vigo, Vigo, Spain; Satjit Bhusri, M.D., cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Oct. 22, 2019, European Heart Journal, online

Last Updated: