Los hospitales podrían recetar un exceso de antihipertensivos, encuentra un estudio

In English

JUEVES, 13 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Uno de cada siete veteranos mayores es enviado a casa del hospital con unas dosis de medicamentos para la presión arterial tan altas que pueden dejarlo sintiéndose mareado y en riesgo de caídas, encuentra un estudio reciente.

La emisión de recetas de unas dosis más altas de esos fármacos ocurre a pesar de que la mitad de los pacientes tenían la presión arterial bajo control con unas dosis más bajas antes de acudir al hospital, señalaron los investigadores.

"Nuestros resultados muestran evidencias de que los médicos están tratando la presión arterial de los pacientes internos de forma agresiva, a pesar de que no haya evidencias que sugieran que eso sea beneficioso", apuntó el autor principal del estudio, el Dr. Timothy Anderson, investigador en atención primaria en la Universidad de California, en San Francisco.

"Como no hay directrices para los médicos sobre cómo gestionar la presión arterial en los pacientes internos, parece que los médicos están aplicando los objetivos de presión arterial ambulatorios en el ámbito de los pacientes internos", dijo Anderson en un comunicado de prensa de la universidad.

"Como los adultos mayores hospitalizados son particularmente vulnerables a los daños provocados por los medicamentos, esto podría ser bastante riesgoso", añadió.

En el estudio, los investigadores revisaron los expedientes de casi 15,000 pacientes con hipertensión, de a partir de 65 años de edad, que fueron admitidos a un hospital de Asuntos de Veteranos (VA) entre 2011 y 2013 por neumonía, una infección del tracto urinario o un tromboembolismo venoso (un coágulo de sangre). Usualmente, esas tres afecciones no requieren de un control estricto de la presión arterial, dijeron los autores del estudio.

Antes de ser admitidos al hospital, un 65 por ciento de los pacientes tenían una presión arterial bien controlada.

Los investigadores encontraron que un 14 por ciento de los pacientes fueron dados de alta con una terapia intensificada para la presión arterial, ya fuera con unas dosis más altas o con varios fármacos, aunque más de la mitad de ese grupo tenía una presión arterial bien controlada antes de la hospitalización.

En general, se introdujo un antihipertensivo a un 9 por ciento de los pacientes, se introdujeron varios antihipertensivos nuevos a un 2 por ciento, y un 4 por ciento fueron dados de alta con una dosis aumentada de al menos un fármaco, mostraron los hallazgos.

El predictor más potente de unas dosis más altas de medicamentos fue una presión arterial elevada en el hospital. No se observaron diferencias en las tasas de aumento de los antihipertensivos en los pacientes con menos probabilidades de beneficiarse de un control estricto de la presión arterial, por ejemplo los que tenían una esperanza de vida limitada, demencia o un cáncer metastásico.

Las tasas de aumento de las dosis de medicamentos también fueron iguales entre los que probablemente se beneficiarían, por ejemplo los pacientes con antecedentes de accidente cerebrovascular, ataque cardiaco o enfermedad renal, según el informe.

Los investigadores sugirieron que los médicos de los hospitales deben revisar la presión arterial y los expedientes de medicamentos previos de los pacientes, y comunicar unas mediciones de la presión arterial elevadas durante la hospitalización al médico de atención primaria del paciente después del alta, en lugar de recetar más fármacos.

Estudios anteriores de expedientes de hospital han mostrado que más de la mitad de los adultos son enviados a casa con cambios en cuatro o más de sus medicamentos, apuntaron los autores del estudio.

"Aunque la población de pacientes de la VA es única, esta investigación se trata más bien de los patrones de emisión de recetas de los médicos, que probablemente sean similares entre los médicos de la VA y los médicos de otros hospitales, dado que la VA es un importante centro de entrenamiento para la mayoría de facultades de medicina de EE. UU. y para muchos programas de residencia", señaló Anderson.

"Las prácticas que los médicos en entrenamiento aprenden en la VA podrían influir en la atención más adelante, independientemente de dónde acaben practicando medicina", concluyó.

El informe aparece en la edición en línea del 12 de septiembre de la revista BMJ.

Más información

Para más información sobre la hipertensión, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, Sept. 12, 2018

--

Last Updated: