Para evitar problemas graves de la salud, controle su presión arterial

In English

DOMINGO, 10 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- La hipertensión es una de las afecciones médicas más comunes en Estados Unidos, y una de las más tratables, señala un experto.

La hipertensión afecta a un tercio de los adultos de 40 a 59 años de edad, y a casi dos tercios de los que tienen a partir de 60 años.

"Es algo que revisamos en casi cada cita médica, pase lo que pase", dijo el Dr. Kevin Wile, médico de medicina familiar en Penn State Health, en Hershey. "Cuando la detectamos pronto, podemos evitar complicaciones".

La presión arterial mide la fuerza que la sangre ejerce en las paredes arteriales cada vez que el corazón late (la sistólica, el número superior) y entre latidos (la diastólica, el número inferior). Las nuevas directrices adoptadas el año pasado por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y otras organizaciones de salud definen la hipertensión a partir de los 130/80.

La presión arterial moderadamente alta raras veces provoca síntomas, de forma que las personas con frecuencia no son conscientes de ella. Pero los que tienen hipertensión grave podrían experimentar dolores de cabeza, fatiga, confusión, cambios en la vista y dolor de pecho. Se trata de "señales de alarma importantes", según Wile.

"Si no se trata, puede conducir a un aumento en el riesgo de ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular y pérdida de la vista", advirtió Wile en un comunicado de prensa de Penn State. "Tiene esencialmente la capacidad de afectar a casi cualquier órgano del cuerpo si se pasa mucho tiempo sin controlarla".

Además de los medicamentos, el tratamiento con frecuencia implica abordar temas del estilo de vida, como fumar, el uso de alcohol, la mala dieta, el exceso de peso o la falta de ejercicio. Otros factores vinculados con la hipertensión incluyen la edad, la etnia, la genética y otros problemas de la salud.

Perder apenas de 5 a 20 libras (de 2.2 a 9 kilos) puede ayudar a las personas con sobrepeso/obesas a reducir sus cifras de forma significativa, según Wile.

Una forma de alcanzar esa meta es seguir el plan de alimentación Métodos dietéticos para detener la hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés), que es rico en frutas y verduras, y bajo en lácteos y grasas saturadas.

"Ayuda aunque no pierda peso", aseguró Wile.

"A medida que investiguemos más, aprenderemos mejores formas de prevenirla y tratarla", añadió. "En última instancia, depende de cada paciente".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Penn State Health, news release, Feb. 27, 2019

--

Last Updated: