Combinación de imaginología detecta problemas cardiovasculares

Dos tipos de tomografías resultan más precisas en la detección de problemas del flujo sanguíneo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 7 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Una tecnología nueva y no invasiva puede darle a los médicos un impulso para diagnosticar y tratar la enfermedad de la arteria coronaria.

Un estudio israelí mostró que usar una tomografía computarizada por emisión de fotón único (TCEFU) en combinación con una angiografía coronaria por tomografía computarizada (ACTC) arroja resultados más precisos en la evaluación de la enfermedad cardiaca.

La TCEFU se usa comúnmente para diagnosticar lesiones coronarias en pacientes que experimentan dolor en el pecho, mientras que la ACTC es una técnica relativamente nueva utilizada para diagnosticar la estenosis coronaria, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

"Este trabajo presenta una tecnología de imaginología cardiaca nueva y no invasiva para la evaluación de la enfermedad cardiaca isquémica, también conocida como enfermedad de la arteria coronaria o enfermedad coronaria del corazón, causada por el estrechamiento de las arterias del corazón, que evita que la sangre y el oxígeno alcancen el músculo cardiaco", aseguró en una declaración preparada Zohar Keider, subdirector del departamento de medicina nuclear del Campus Rambam HealthCare de Haifa, Israel.

"Esta nueva modalidad permite, en una sola sesión de imaginología, una evaluación precisa del estrechamiento de los vasos sanguíneos del corazón y del riesgo sanguíneo a los músculos del corazón", aseguró Keidar.

Los resultados de este estudio señalan que usar estas dos tecnologías juntas permite una visión más precisa del flujo sanguíneo del paciente al corazón que el uso de cualquiera de estas pruebas por separado.

"Estos resultados iniciales indican que la imaginología TCEFU junto con la TC permite una localización precisa del segmento isquémico anormal del músculo cardiaco al vaso sanguíneo responsable, lo que indica si una o más arterias coronarias están obstruidas y pueden o deben ser tratadas", explicó Keider. "Por otro lado, la información combinada también puede demostrar que un vaso sanguíneo estrecho no tiene efectos significativos sobre la perfusión del corazón del paciente, lo que elimina la necesidad de tratamiento invasivo adicional".

Los resultados del estudio fueron dados a conocer el miércoles en la reunión anual de la Society of Nuclear Medicine en San Diego.

Keidar agregó que sigue haciendo falta investigación adicional sobre ciertos tipos de pacientes, incluidos los que tienen diabetes y los que han experimentado otros eventos cardiacos.

Combinar la TCEFU con la TC es un avance significativo", aseguró Josef Machac, vicepresidente cardiovascular del comité del programa científico de la Society of Nuclear Medicine. "Este trabajo permite una imagen más precisa de la gravedad de la enfermedad de la arteria coronaria".

Más información

Para saber más sobre la enfermedad de la arteria coronaria, visite el Heart & Vascular Institute de la Cleveland Clinic.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Society of Nuclear Medicine, news release, June 7, 2006

--

Last Updated: