La impotencia puede ser un indicador de enfermedad de la arteria coronaria

Estudio asegura que los médicos deben monitorear la salud cardiaca de los pacientes de disfunción eréctil

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 19 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- La impotencia es más prevalente entre los hombres que tienen enfermedad de la arteria coronaria más grave que entre los que tienen bajo niveles de la enfermedad.

Además, según un reciente estudio italiano, debido a que la impotencia o disfunción eréctil se manifiesta dos o tres años antes que la enfermedad de la arteria coronaria, la afección generalmente sirve como "centinela del corazón", o advertencia precoz de problemas cardiacos.

"Es un mensaje importante que hay que dar a conocer", aseguró el Dr. Ira Sharlip, vocero de la American Urological Association. "Cada vez tenemos más información que nos dice que la disfunción eréctil es una forma de enfermedad cardiovascular y con frecuencia precede a la aparición de otras formas de enfermedad cardiovascular clínica, específicamente la enfermedad coronaria.

La disfunción eréctil afecta, en alguna medida, al 52 por ciento de los hombres entre los 40 y los 70 en los EE.UU. y 322 millones de hombres en todo el mundo. La afección se relaciona con la edad, factores de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y enfermedad cardiaca, según la información de fondo del estudio. Se esperaba que el artículo fuera publicado el miércoles en la edición en línea del European Heart Journal.

La disfunción eréctil y la enfermedad de la arteria coronaria comparten muchos de los mismos factores de riesgo, como diabetes, tabaquismo, hipertensión, hipercolesterolemia, obesidad, depresión y falta de actividad física.

Según los investigadores, entre las personas que tienen enfermedad de la arteria coronaria establecida, la prevalencia de la disfunción eréctil puede alcanzar el 75 por ciento.

Para el estudio, los investigadores evaluaron la prevalencia de la disfunción eréctil y su relación con la aterosclerosis coronaria en los hombres que tenían enfermedad de la arteria coronaria documentada. Su hipótesis fue que la prevalencia de disfunción eréctil corresponde a la gravedad de la enfermedad cardiaca.

En el estudio participaron 285 pacientes de enfermedad de la arteria coronaria divididos en cuatro grupos, los que tenía síndrome coronario agudo y enfermedad en un solo vaso sanguíneo, los que tenían síndrome coronario agudo y enfermedad en dos o tres vasos sanguíneos, los que tenían síndrome coronario crónico y un grupo de control de pacientes que se sospechaba que tenían enfermedad de la arteria coronaria pero que se encontró por medio de una angiografía que tenían arterias coronarias normales.

Poco más de la quinta parte (el 22 por ciento) de los hombres que tenían enfermedad de la arteria coronaria en un vaso sanguíneo tenían disfunción eréctil, en comparación con más de la mitad (el 55 por ciento) de los que tenían la enfermedad en dos vasos sanguíneos, y cerca de las dos terceras partes (el 65 por ciento) del grupo del síndrome coronario crónico.

El 24 por ciento de los que están en el grupo de control tenían disfunción eréctil.

A pesar de la diferencia en la prevalencia entre hombres que tenían enfermedad en uno o dos vasos, sus síntomas eran similares.

La disfunción eréctil se relacionó con un aumento de cuatro veces en el riesgo de enfermedad de varios vasos, en comparación con la de un solo vaso.

El 93 por ciento de los hombres que tenían tanto disfunción eréctil como enfermedad de la arteria coronaria informaron sobre síntomas de disfunción eréctil entre uno y tres años antes de experimentar angina, y el tiempo promedio fue de dos años.

Según los autores, los hombres que tienen disfunción eréctil deben ser vigilados cuidadosamente para detectar enfermedad de la arteria coronaria si se presenta. Otros estuvieron de acuerdo.

"Los hombres que tienen disfunción eréctil pero no tienen enfermedad coronaria conocida deben ser evaluados para determinar si tienen enfermedad coronaria oculta y deben recibir asesoría sobre su estilo de vida", confirmó Sharlip. "Lo más importante aquí es que los médicos de atención primaria tienen que aprender a preguntar si un paciente tiene disfunción eréctil porque puede ser una señal precoz de enfermedad cardiaca".

El Dr. James M. Cummings, jefe de la división de urología de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Luis, aseguró que "lo que es más significativo es que cada vez hay más literatura que relaciona la aparición de la disfunción eréctil con la aparición sintomática de la enfermedad de la arteria coronaria, lo que le da a los médicos una verdadera ventana de oportunidad para evaluar y prevenir enfermedad cardiaca isquémica significativa en un subconjunto de hombres.

"Es más aparente que nunca que los hombres en los que se ha presentado la disfunción eréctil que todavía no tenían factores de riesgo bien definidos probablemente deban someterse a algún tipo de evaluación cardiovascular", agregó.

Más información

El National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases le puede dar más información acerca de la disfunción eréctil.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Ira Sharlip, M.D., spokesman, American Urological Association, Linthicum, Md.; James M. Cummings, M.D., chief of the division of urology, Saint Louis University School of Medicine; July 19, 2006, online, European Heart Journal

Last Updated: