La prevención es la responsable de la reducción en las muertes cardiacas

Sin embargo, los expertos advierten de que el aumento de la incidencia de la diabetes y la obesidad podría revertir la tendencia

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES, 11 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- La disponibilidad de mejores tratamientos junto a medidas de prevención más efectivas quizás estén teniendo un impacto positivo sobre la tasa de mortalidad de la enfermedad coronaria.

Los datos sobre las tasas de mortalidad de Estados Unidos y Canadá indican un descenso en las muertes cardiovasculares. De acuerdo con la American Heart Association, la tasa de mortalidad anual por enfermedad coronaria se redujo en 36.4 por ciento entre 1996 y 2006, y la tasa de mortalidad real descendió un 21.9 por ciento.

En Canadá, de acuerdo con el estudio que aparece en la edición del 12 de mayo de Journal of the American Medical Association, la tasa de mortalidad por enfermedad cardiaca en la provincia de Ontario descendió 35 por ciento entre 1994 y 2005.

"La buena noticia es que la mortalidad por enfermedad coronaria continúa descendiendo a pesar del envejecimiento de la población", dijo el autor del estudio, el Dr. Harindra C. Wijeysundera, cardiólogo del Centro del Corazón Schulich del Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook en Toronto.

"Los cambios en los factores de riesgo parecen desempeñar un papel muy importante", apuntó, "ya que representan poco menos de la mitad de las mejoras a pesar de la disponibilidad de mejores tratamientos". Y, agregó, "a las nuevas terapias también se les da un buen uso".

Sin embargo, hay una nube en el horizonte que oscurece este informe que en términos generales es positivo, apuntó Wijeysundera.

"La diabetes y la obesidad están aumentando", explicó. "Basta una tendencia negativa en la diabetes y la obesidad para eliminar las buenas tendencias". Un incremento de uno por ciento en la diabetes se correlaciona con un incremento de 6 por ciento en la mortalidad, apuntó.

Esos sentimientos han tenido eco en Estados Unidos, donde los expertos en salud han manifestado su creciente preocupación por el aumento en la incidencia del sobrepeso y la obesidad en la población estadounidense.

Los expertos plantean que las medidas preventivas, incluido el uso de estatinas que reducen el colesterol y medicamentos para prevenir la presión arterial alta no se están usando tanto como debieran. En el estudio canadiense, el uso de estatinas por parte de las personas que tienen enfermedad coronaria arterial estable pasó de 8 por ciento en 1994 a 78 por ciento en 2005, lo que deja casi a una cuarta parte de los usuarios potenciales fuera.

Además, el uso de medicamentos para reducir la presión arterial alta pasó de 28 por ciento entre los que los necesitaban a mediados de los años 90 a 46 por ciento en los últimos años, "una mejora, aunque no ideal", apuntó Wijeysundera.

"Desde la perspectiva de los pacientes, la noticia es que hay múltiples terapias médicas y quirúrgicas muy buenas disponibles para las personas que tienen diabetes y enfermedad cardiaca coronaria. También, hacer ejercicio, vigilar la dieta y evitar la diabetes, y tomar otras medidas preventivas sigue siendo importante. Ese es el mensaje final de nuestro estudio".

Esa es la opinión del Dr. Timothy J. Gardner, director médico del Centro del Corazón de Christiana Health Care System en Bloomington, Delaware, y ex presidente de la American Heart Association.

"Desde los años 70, observamos un declive sostenido en las muertes por enfermedad arterial coronaria, la mitad se debe a mejoras en el tratamiento como las unidades de atención coronaria y los servicios de emergencias médicas; y la otra mitad a mejoras en la prevención, incluidos aspectos tan importantes como la reducción del tabaquismo", apuntó Gardner.

"La preocupación que tenemos ahora es que el declive sostenido en las muertes por enfermedad arterial coronaria se revierta porque las personas adquieran riesgos para la enfermedad cardiaca", comentó. "Se debe prestar atención a medidas como la reducción del peso, el ejercicio y el control de la diabetes".

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca coronaria.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Harindra C. Wijeysundera, M.D., staff cardiologist, Schulich Heart Centre, Sunnybrook Health Sciences Centre, Toronto; Timothy J. Gardner, M.D., medical director, Christiana Health Care System, Bloomington, Del.; May 12, 2010, Journal of the American Medical Association

Last Updated: