Los síntomas precoces pueden advertir sobre la muerte cardiaca repentina

Estudio halla que el dolor en el pecho y la falta de aire exigen reacción inmediata

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES 8 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio alemán señala que la "muerte cardiaca repentina" con frecuencia no es tan súbita y se pueden salvar vidas entrenando a la gente sobre los síntomas de un infarto inminente y lo que se debe hacer al respecto.

"Un estudio de 406 pacientes de muerte cardiaca indica que con frecuencia tienen síntomas, sobre todo la angina de pecho, durante al menos 120 minutos antes del infarto", asegura el Dr. Dirk Müller, cardiólogo y médico de emergencias de la Clínica médica II para cardiología y neumología de Berlín.

"Las dos terceras partes de los pacientes de infarto tienen un historial que les predispone a la muerte cardiaca repentina", agregó Müller, por lo que los esfuerzos para reducir esta carga deberían enfocarse en entrenar a los miembros de la familia a reconocer los síntomas y a practicar la reanimación cardiopulmonar (RCP).

En el estudio, el 72 por ciento de los casos de infarto tuvo lugar en casa y las dos terceras partes tuvieron lugar frente a otras personas.

Los investigadores recolectaron información acerca de los síntomas que preceden al infarto de 323 pacientes. El síntoma más común fue el dolor en el pecho, que tuvo lugar al menos 20 minutos y, en algunos casos, durante horas antes del infarto. El dolor en el pecho ocurrió en el 25 por ciento de los pacientes cuyo infarto tuvo lugar en la presencia de otras personas y una tercera parte de otros casos.

La falta de aire fue el siguiente síntoma más común y se observó en el 17 por ciento de los infartos presenciados y en el 30 por ciento de otros casos. Otros síntomas comunes fueron náuseas, vómitos, mareos y desmayos.

La RCP se le practicó a 57 pacientes y 13 de ellos sobrevivieron y llegaron a ser dados de alta del hospital. El índice de supervivencia para los que no recibieron RCP fue del 4 por ciento, 13 de 349 pacientes.

Fue notable el hecho de que fue más probable que la RCP fuera practicada cuando el infarto ocurrió en un lugar público, el 26 por ciento de las veces, en comparación con el 11 por ciento de las veces cuando tuvo lugar en casa.

Se esperaba que los resultados del estudio fueran publicados en la edición de esta semana de Circulation.

El estudio contiene dos mensajes significativos, aseguró la Dra. Ann Bolger, profesora de medicina clínica de la Universidad de California en San Francisco y vocera de la American Heart Association.

"El primero es que la gente necesita educación sobre la manera como se pueden presentar los síntomas de infarto", sostuvo Bolger. "Siempre tratamos de estimular a la gente a no descontar aspectos como la falta de aire, cosas que realmente exigen una respuesta, porque pueden ser un presagio de muerte prematura.

"Lo segundo es que la familia es importante", agregó. "Muchos de estos pacientes tienen un historial conocido de problemas cardiacos. No nos están tomando por sorpresa. Sabemos que algunas de estas cosas pueden sucederles, por lo que es importante recibir educación de que si hay dolor en el pecho que no responda a la nitroglicerina, deberían llamar al 911. Cuando una persona tiene enfermedad cardiaca activa, intento asegurarme de que su familia reciba entrenamiento básico sobre llamar al 911 y lograr que los servicios de medicina de emergencia lleguen al lugar de los hechos. Las personas que no reciben RCP antes de llegar al hospital tienen resultados mucho peores."

Según la American Heart Association, el infarto es una pérdida repentina de la función cardiaca. A la víctima podría o no habérsele diagnosticado enfermedad cardiaca. La causa más común de muerte es la enfermedad de la arteria coronaria.

La AHA calcula que anualmente mueren 330,000 estadounidenses de enfermedad cardiaca antes de llegar al hospital y urge entrenamiento en RCP a gran escala.

Más información

Para más información sobre la RCP, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Dirk Muller, M.D., Ph.D., emergency physician, Medical Clinic II, Cardiology and Pulmonology, Berlin, Germany; Ann Bolger, M.D., professor, clinical medicine, University of California, San Francisco; Sept. 5, 2006, Circulation

Last Updated: