Nuevos escáneres computarizados son eficaces para detectar arterias obstruidas

Un estudio señala que podrían eliminar la necesidad de procedimientos invasivos en algunos pacientes

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 5 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- La nueva generación de escáneres cardiacos es casi tan confiable como los procedimientos invasivos en la detección de obstrucciones en el corazón y las arterias circundantes, informan los investigadores.

Los nuevos escáneres de 64 cortes, introducidos en los Estados Unidos en 2005, no eliminarán la necesidad de examinar las arterias a través de un proceso más invasivo conocido como cateterismo cardiaco o angiografía coronaria. Pero sí ayudarán a los cardiólogos a determinar con mayor rapidez cuáles pacientes pueden pasar por alto el cateterismo cardiaco. Hasta el 25 por ciento de los 1.3 millones de cateterismos cardiacos que se hacen cada año en los Estados Unidos podrían no ser necesarios, apuntaron los investigadores.

Los resultados del estudio también mostraron que la detección temprana con el TC de 64 cortes es un buen predictor para determinar qué pacientes necesitarán angioplastias o cirugía de derivación coronaria para abrir nuevas rutas de flujo sanguíneo al corazón.

Los hallazgos, basados en un ensayo internacional dirigido por investigadores de la Universidad de Johns Hopkins, fueron presentados el lunes en la reunión anual de la American Heart Association en Orlando, Florida.

"Este estudio es el primero en demostrar todo el potencial de la imagen por TC para predecir enfermedades de la arteria coronaria, y estos escáneres complementan el arsenal de pruebas diagnósticas disponibles para los médicos con el fin de prevenir ataques cardiacos", dijo la Dra. Julie Miller, cardióloga de la Hopkins, que dirigió el estudio en la universidad.

Los resultados del estudio hallaron que, en promedio, se detectaron con los escáneres TC de 64 cortes el 91 por ciento de los pacientes que tenían obstrucciones, y que además fueron capaces de diagnosticar al 83 por ciento de los pacientes que no tenían obstrucciones. Este nivel de precisión, destacaron los investigadores, debería permitir a los cardiólogos identificar con exactitud a los pacientes que necesitan angioplastia o cirugía de derivación. Más de 250,000 estadounidenses se someten a la cirugía de derivación coronaria cada año.

Para el estudio, los investigadores eligieron a 291 hombres y mujeres de 40 años en adelante que tenían programado un cateterismo cardiaco para evaluar las arterias obstruidas. Cada uno se sometió a un escáner TC de 64 cortes antes del cateterismo. Luego, los pacientes fueron monitorizados mediante chequeos médicos periódicos para identificar quiénes habían desarrollado o no la enfermedad de la arteria coronaria y quiénes necesitaron o no la cirugía de derivación.

Después del primer año de monitorización, los investigadores encontraron que los resultados de los escáneres por TC de 64 cortes coincidían el 90 por ciento de las veces con los resultados del cateterismo invasivo en la detección de pacientes con obstrucciones. Los investigadores también hallaron que los escáneres TC de 64 cortes fueron entre un 83 y 90 por ciento precisos, mientras que las pruebas que usaban escáneres TC de 16 cortes tuvieron en algunos casos una precisión de sólo 20 a 30 por ciento. El ensayo continuará hasta el 2009.

En el cateterismo cardiaco, se inserta un tubo delgado en un vaso sanguíneo por el área de la ingle hasta las arterias del corazón, donde se inyecta un tinte para producir una imagen nítida de rayos X del corazón latiendo y de su flujo sanguíneo arterial. En la imagen por TC, una máquina dirigida por computadora radiografía todo el cuerpo, produciendo señales digitalizadas o "cortes" que son detectados y reconstruidos para una imagen precisa.

El nuevo estudio también sugiere que los nuevos escáneres, cuatro veces más rápidos que los escáneres TC de 16 cortes más usados, podrían ser una buena alternativa a la prueba de esfuerzo cardiaco, que evalúa la función cardiaca al medir los efectos del ejercicio extenuante. La prueba de esfuerzo normalmente no se puede hacer en personas débiles ni mayores.

"El uso de escáneres TC de 64 cortes mejorará dramáticamente nuestra capacidad para detectar y tratar a las personas con sospecha de enfermedad coronaria y dolor de pecho en un momento anterior de la enfermedad", dijo un cardiólogo de la Hopkins, el Dr. Joao Lima, investigador principal del estudio. "El cateterismo cardiaco es todavía un buen estándar para la evaluación de arterias obstruidas, pero nuestros resultados muestran que esta prueba podría ser fácilmente el mejor respaldo o alternativa".

La obstrucción en las arterias es la causa más frecuente de ataque cardiaco, dijo Lima. Las últimas estimaciones de la American Heart Association muestran que una de cada cinco muertes en los Estados Unidos se deben a la enfermedad de la arteria coronaria.

Más información

Para más información sobre el cateterismo cardiaco, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Johns Hopkins University School of Medicine, news release, Nov. 5, 2007

--

Last Updated: