Las saunas parecen ser buenas para el corazón, muestra una investigación

In English

JUEVES, 29 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- ¿Le encanta pasar tiempo en su sauna local? Quizá a su corazón también le encante.

Una nueva investigación de Finlandia, donde la sauna es muy popular, sugiere que en las personas de a partir de 50 años las saunas podrían reducir las probabilidades de morir por una enfermedad cardiaca.

Específicamente, apenas un 5 por ciento de los finlandeses del estudio que pasaban más de 45 minutos en una sauna cada semana fallecieron de una enfermedad cardiaca a lo largo del periodo del estudio, de 15 años, en comparación con un 10 por ciento de los que pasaban menos de 15 minutos a la semana en saunas, señalaron los investigadores.

Por supuesto, el estudio no pudo probar causalidad; es posible que las personas a quienes les gustan las saunas tengan otros hábitos saludables que podrían explicar los hallazgos.

Aun así, "hay varios motivos posibles por los que el uso de la sauna podría reducir el riesgo de muerte debido a la enfermedad cardiovascular", planteó el coautor del estudio, el Dr. Jari Laukkanen, director de cardiología en la Universidad del Este de Finlandia. Su equipo publicó los hallazgos en la edición del 28 de noviembre de la revista BMC Medicine.

"Nuestro equipo de investigación ha mostrado en estudios anteriores que un uso frecuente de las saunas se asocia con una presión arterial más baja", anotó en un comunicado de prensa de la revista. "Además, se sabe que el uso de la sauna provoca un aumento en la frecuencia cardiaca equivalente al observado con el ejercicio físico de intensidad de baja a moderada".

Una experta de EE. UU. que revisó los hallazgos concurrió en que el calor con frecuencia puede ser terapéutico para el cuerpo humano, pero la experiencia de la sauna podría ser un poco distinta en Estados Unidos.

"[En el estudio] el mayor beneficio se observó en los individuos que iban a la sauna de 4 a 7 veces por semana, una frecuencia que es poco probable que los estadounidenses alcancen", anotó la Dra. Cindy Grines, directora de cardiología en el Centro Médico Judío de Long Island, en New Hyde Park, Nueva York.

"Además, este estudio utilizó calor seco, y no se sabe si los resultados son similares con los baños de vapor o el jacuzzi", dijo.

El equipo de Laukkanen se mostró de acuerdo en que como los datos provinieron de un área de Finlandia, quizá los hallazgos no apliquen a otras poblaciones.

EL estudio utilizó datos de casi 1,700 hombres y mujeres finlandeses. Se preguntó a los participantes sobre su uso de las saunas, y esos datos se compararon con las muertes por la enfermedad cardiovascular. Los datos del estudio se recolectaron entre 1998 y 2015, y el seguimiento promedio fue de 15 años.

La frecuencia del uso de la sauna sí pareció vincularse con la salud del corazón. Entre las personas que usaban una sauna de 4 a 7 veces por semana, un 3 por ciento fallecieron por una enfermedad cardiaca a lo largo de 15 años, pero esa cifra aumentó a un 10 por ciento de las que usaban la sauna apenas una vez por semana, encontró el estudio.

El Dr. David Friedman, jefe de servicios de la insuficiencia cardiaca en el Hospital Judío de Long Island de Valley Stream en Valley Stream, Nueva York, señaló que es difícil sacar conclusiones firmes a partir del estudio, pero que los hallazgos sugieren que el uso de la sauna "podría ser una estrategia adicional útil" para la salud del corazón, junto con una mejor dieta y el ejercicio.

Pero otro cardiólogo enfatizó que los estadounidenses no deben comenzar a pensar en las saunas como un sustituto del ejercicio.

"El ejercicio de intensidad de moderada a alta tiene un efecto protector en el corazón", explicó el Dr. Satjit Bhusri, del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Los nuevos hallazgos no significan necesariamente que "todo el mundo deba pasar el día en el spa [en su lugar]", añadió.

Más información

Para más información sobre la enfermedad cardiovascular, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: David Friedman, MD, chief, Heart Failure Services,Long Island Jewish Valley Stream Hospital, Valley Stream, NY; Cindy Grines, MD,vhair of cardiology,North Shore University Hospital, Manhasset, NY and Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park, NY; Satjit Bhusri, M.D., cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City ; Nov. 28, 2018, press release, BMC Medicine

--

Last Updated: