Una bomba cardiaca magnética reduce el riesgo de coágulos sanguíneos y ACV en un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO, 11 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Una nueva bomba cardiaca reduce el riesgo de coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares (ACV) en los pacientes con insuficiencia cardiaca, muestra una investigación financiada por el fabricante del dispositivo.

El estudio incluyó a 366 pacientes que recibieron el dispositivo de asistencia ventricular izquierda HeartMate 3 o el HeartMate II, de Abbot.

Dos años después de recibir los dispositivos, 151 de los 190 pacientes (un 79.5 por ciento) que recibieron el HeartMate 3 no habían sufrido un ACV debilitante ni habían necesitado una segunda operación para reemplazar o sacar el dispositivo. Esto es en comparación con 106 de los 176 pacientes (un 60 por ciento) que recibieron el HeartMate II.

Apenas tres personas con el HeartMate 3 necesitaron otra operación, frente a 30 que usaron el HeartMate II. Ninguno de los pacientes con el HeartMate 3 necesitó otra operación debido a coágulos sanguíneos en la bomba, mostraron los hallazgos.

Las tasas de muerte y de ACV que provocaron discapacidad fueron similares en ambos grupos, pero la tasa general de ACV fue más baja en los pacientes con el HeartMate 3. Ambos grupos tuvieron tasas similares de sangrado e infección, encontraron los investigadores.

El estudio fue presentado el domingo por el Dr. Mandeep Mehra en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) en Orlando, Florida, y también se publicó simultáneamente en línea en la revista New England Journal of Medicine.

Mehra es director ejecutivo del Centro de Insuficiencia Cardiaca/Cardiomiopatías Avanzadas en el Hospital Brigham and Women's, en Boston. "Se trata de un estudio fundamental en el campo de la insuficiencia cardiaca avanzada", señaló.

"Los dispositivos de asistencia ventricular izquierda han estado en desarrollo durante 40 años, y ha habido mejoras en su tecnología, pero existen varias dificultades, entre ellas problemas cuando se forman coágulos sanguíneos en esos dispositivos, lo que requiere su reemplazo", añadió Mehra en un comunicado de prensa del hospital.

De acuerdo con el informe, el HeartMate 3 ofrece varias mejoras en el diseño que buscan reducir el riesgo de complicaciones.

Los investigadores explicaron que "funciona como un tren bala", usando magnetismo, no rodamientos mecánicos, para bombear la sangre. "Está diseñado para reducir el estrés, que se cree que es la causa de que se formen coágulos sanguíneos en las bombas", según el comunicado de prensa.

En la próxima fase del estudio, los investigadores evaluarán a un grupo más grande (de 1,028 pacientes) dos años después de recibir una bomba cardiaca. Se esperan esos resultados para finales de 2019.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información acerca de la insuficiencia cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Brigham and Women's Hospital, news release, March 11, 2018

--

Last Updated: