Un parche ayuda a arreglar los corazones dañados

Un estudio halla que estimula el crecimiento del tejido sano tras un ataque cardiaco

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 30 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un parche de malla diseñado para regenerar el músculo cardiaco dañado por un ataque cardiaco o insuficiencia cardiaca ha dado buenos resultados en estudios animales y ensayos preliminares en humanos.

El parche está hecho de vicryl, un material utilizado para suturar el tejido dañado que posteriormente es absorbido por el cuerpo, explicó Jordan J. Lancaster, becario predoctoral del Centro médico de la VA del sur de Arizona en Tucson, que informó sobre los estudios en animales el miércoles en la reunión de la American Heart Association en Keystone, Colorado.

"La malla se cultiva en un biorreactor con fibroblastos (células) dérmicos humanos", apuntó Lancaster. Cuando el parche se coloca en el corazón, libera células que crecen para fortalecer el músculo cardiaco.

"Evaluamos este parche en dos estudios", indicó Lancaster. "Uno fue en situación aguda, inmediatamente después de un ataque cardiaco, y el otro ante una insuficiencia cardiaca crónica".

Tras un ataque cardiaco, explicó, se produce un agrandamiento anormal del ventrículo izquierdo, que bombea sangre al cuerpo. El ventrículo también realiza más esfuerzo, lo que en última instancia puede conducir a insuficiencia cardiaca.

Al aplicar el parche a las ratas tras un ataque al corazón, "pudimos prevenir el funcionamiento negativo y la restauración negativa", dijo Lancaster. El flujo de sangre al corazón aumentó en 37 por ciento para las ratas que recibieron el parche de inmediato tras un ataque al corazón y la capacidad de bombeo de sangre del corazón aumentó en 40 por ciento.

Una segunda serie de experimentos aplicó el parche a ratas de tres semanas tras un ataque al corazón para estudiar su efecto sobre la insuficiencia cardiaca. El flujo de sangre mejoró en 116 por ciento y la capacidad de bombeo de sangre en 21 por ciento.

Los estudios de animales fueron auspiciados por Theregen Inc., una compañía de San Francisco que ha comenzado estudios humanos del parche. Un primer estudio, que evaluó principalmente la seguridad del parche, fue realizado el año pasado por el Dr. Bartley P. Griffith, jefe de cirugía cardiaca en la Universidad de Maryland.

"Quedamos muy satisfechos con los resultados", destacó Griffith respecto al ensayo, en el que participaron doce pacientes de ataque cardiaco. "En nuestros pacientes, la aplicación del parche no se asoció con ninguna complicación. La aplicación del parche es bastante sencilla. Sólo hacen falta cuatro puntos de sutura para adherir el parche".

Una de las personas que recibió el parche murió, y un estudio del corazón mostró "una formación notable de nuevos vasos sanguíneos", afirmó Griffith. "Obtuvimos en general resultados muy positivos".

Una segunda ronda de ensayos humanos ya ha empezado, dijo el Dr. Gary Gentzkow, director médico de Theregen. Uno de los ensayos está diseñado para estudiar el efecto del parche sobre la función del corazón. El segundo ensayo pretende realizar un análisis profundo al tejido cardiaco después de la aplicación del parche. Los sujetos del estudio son personas con afecciones cardiacas lo suficientemente graves para necesitar la implantación de un dispositivo de asistencia cardiaca.

Los ensayos se están realizado en varios centros médicos de los Estados Unidos, dijo Gentzkow. "El proceso de reclutamiento de los estudios ya ha finalizado", apuntó. "Ahora estamos en la fase de seguimiento. Esperamos completar los resultados de seguimiento este año".

La realizaron de más estudios humanos en el futuro dependerá de los resultados de estos ensayos, dijo Gentzkow.

Más información

El U.S. Heart, Lung and Blood Institute describe los tratamientos actuales para el ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Jordan J. Lancaster, predoctoral fellow, Arizona VA Medical Center, Tucson; Bartley P. Griffith, M.D., chief, cardiac surgery, University of Maryland, Baltimore; Gary Gentzkow, M.D., chief medical officer, Theregen Inc., San Francicso; July 30, 2008, American Heart Association's Basic Cardiovascular Sciences Conference, Keystone, Colo.

Last Updated: