Aceite de pescado podría mantener a raya la enfermedad del Alzheimer

En estudios con ratones, las dietas altas en ácido graso omega-3 redujeron una proteína cerebral nociva

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 22 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las dietas altas en ácidos grasos omega-3 que se hallan en pescados tales como la macarela, sardinas y el salmón podrían prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Eso es lo que investigadores reportan en la edición en línea del 23 de marzo del Journal of Neuroscience.

El estudio fue realizado en ratones, pero el autor principal Greg M. Cole señaló que probablemente sea válido también en humanos.

"Nuestros datos muestran que funciona en animales", afirmó Cole, director asociado del Centro de Investigación de la Universidad de Alzheimer en la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA. "Si esto funciona en personas, se convertirá claramente en una de las vías en que podemos protegernos contra la enfermedad del Alzheimer".

Se estima que 4.5 millones de estadounidenses tienen la enfermedad de Alzheimer, de acuerdo con la Alzheimer's Association. Esta enfermedad destruye gradualmente la memoria y habilidad para comunicarse de las personas.

El equipo de Cole estudió ratones de mayor edad manipulados genéticamente para desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Alimentaron un grupo con alimentos fortificados con ácido docosahexaenoico (DHA), el ácido graso omega-3 encontrado en varios tipos de pescado de agua fría. Y alimentaron al otro grupo con una dieta baja en DHA.

La dieta baja en DHA ha sido relacionada con una pérdida de la función mental, y los niveles de DHA son menores en la sangre y cerebro de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer, indicó Cole.

Después de tres a cinco meses, equivalente a varios años humanos, el grupo de ratones alimentados con la dieta rica en DHA tenía menos acumulación de proteína amiloide en el cerebro. Esta proteína pegajosa es lo que provoca la acumulación de placas en el cerebro que son la marca característica del Alzheimer.

"La proteína se redujo de manera considerable incluso cuando se empezaba la dieta tarde en la vida", especificó Cole.

"Llegar e intervenir de forma tardía, y observar una reducción de un 50 por ciento o más [en la placa] es notable", agregó.

Aunque el valor de los ácidos grasos omega-3 para prevenir la acumulación de placa en humanos está aún por comprobarse, Cole señaló que se sabe que los ácidos grasos omega-3 tienen un efecto protector en los corazones humanos.

La American Heart Association recomienda que los adultos sanos coman un mínimo de dos raciones de pescado a la semana, especialmente de macarela, sardinas, atún blanco, salmón, trucha de río y arenque.

Otro experto en Alzheimer elogia el estudio.

"Creo que se trata de un estudio muy interesante de un laboratorio de calidad que tiene una historia en trabajos de este tipo", dijo William Thies, vicepresidente de asuntos científicos y médicos para la Alzheimer's Association. "Éste observa un mecanismo que es particularmente importante en el Alzheimer, la acumulación de amiloide".

"Existe claramente una menor acumulación de amiloide en estos ratones a los que se suministró la dieta enriquecida con DHA", declaró. "Exactamente por qué aún no está claro".

Este estudio, agregó, "se ajusta perfectamente a la idea de que esas cosas que son buenas para los vasos sanguíneos también son buenas para la prevención de la enfermedad de Alzheimer".

Basado en los resultados del estudios, manifestó Cole, tiene sentido aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3. Señaló que los huevos ahora están enriquecidos con DHA, y también está disponible en cápsulas de aceite de pescado.

En otro estudio realizado por el grupo de Cole, que se editó el año pasado en la publicación Neuron, los investigadores mostraron que el DHA protegía contra el daño de las áreas "sinápticas" en donde las células cerebrales se comunican y permiten a los ratones a desempeñarse mejor en pruebas de memorias.

Los hallazgos sugieren que las personas con predisposición genética para la enfermedad de Alzheimer pueden retrasar su aparición si ingieren más DHA, sostuvo Cole.

Más información

Para obtener más información sobre la enfermedad de Alzheimer, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Greg M. Cole, Ph.D., neuroscientist, Greater Los Angeles VA Healthcare System, and associate director, Alzheimer's Disease Research Center, UCLA David Geffen School of Medicine; William Thies, Ph.D., vice president, medical and scientific affairs, Alzheimer's Association, Chicago; March 23, 2005, Journal of Neuroscience online

Last Updated: