Hoy es en pelo, mañana será en células madre

Un estudio sobre los bigotes de los ratones muestra que las células madre de los folículos se convierten en neuronas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 28 de marzo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Una reciente investigación sugiere que, en el futuro, la terapia con células madre podría estar a tan sólo un paso.

Investigadores informan que las células madre halladas en los folículos capilares de los ratones pueden desarrollarse en neuronas y otros tipos de células. El hallazgo sugiere que los folículos pilosos humanos podrían constituir una ubicación eficaz y accesible para recolectar estas células regenerativas.

Las células madre tienen el potencial para desarrollarse en cualquier tipo de célula, incluidas las musculares, las cardiacas y las neuronas. La esperanza de los científicos es que algún día las células madre podrían ayudar a tratar el Alzheimer, la insuficiencia cardiaca y otras afecciones relacionadas con la muerte celular excesiva.

"Antes ya habíamos hallado que las células madre que constituyen los folículos pilosos tienen características similares a las células madre que constituyen el cerebro", aseguró el investigador líder Robert M. Hoffman, quien también es presidente de la junta de la empresa AntiCancer, Inc., con sede en San Diego.

En su estudio actual, el equipo de Hoffman logró aislar células madre de los folículos pilosos y logró que se convirtieran en neuronas, y otros tipos de células, incluidas las células musculares.

En experimentos con ratones, los investigadores aislaron y cultivaron células madre de los bigotes de lo que se conoce como el "área sobresaliente" del folículo del bigote. Luego de una semana, las células se convirtieron en neuronas y otras células neurales. Los investigadores aseguraron que luego de varias semanas y meses, las células madre se diferenciaron en células cutáneas, de músculo liso y las que producen el color de la piel.

Además, cuando las células madre fueron transplantadas bajo la piel de los ratones, maduraron para convertirse en neuronas, según el informe publicado en la edición preliminar del 28 de marzo de Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Las células madre de los folículos pilosos podrían ser lo suficientemente plásticas como para fabricar otras células bajo dirección humana para su uso con fines terapéuticos", especuló Hoffman.

Hoffman considera que la importancia de este descubrimiento es que hará que las células madre sean más fáciles de obtener. "Es una verdadera ventaja potencial poder tirar de un folículo piloso, a diferencia de excavar la médula ósea, o las neuronas", aseguró.

"No hay nada de problemas políticos tampoco, como cuando se utilizan células madre embrionarias", continuó Hoffman.

Queda mucho por hacer, anotó Hoffman. Su equipo está trabajando en los crecientes números de células de las células madre del pelo para determinar cómo pueden diferenciarse en distintos tipos de células.

"Estos son hallazgos muy emocionantes que contribuyen a una evidencia nueva de que las células madre primitivas están presentes en muchos lugares en el tejido prenatal", sostuvo Deryl Troyer, profesor del departamento de anatomía y fisiología de la Universidad del Estado de Kansas.

Troyer considera que estos experimentos con ratones podrían resultar relevantes para los seres humanos. "Aunque este trabajo se realizó con ratones, parece probable que las células madre con un potencial similar están presentes en los folículos pilosos humanos, por lo que podrían ser inducidas a convertirse en neuronas o glía, otro tipo de célula cerebral, fuera del cuerpo", sostuvo.

Si esto se logra, las células madre del cabello humano podrían tener aplicaciones terapéuticas para una gran variedad de enfermedades neurodegenerativas y podrían se retransplantadas a la misma persona de la que fueron extraídas, lo que evitaría el rechazo inmunológico de las células, explicó Troyer. "Sin embargo, queda mucho por hacer para demostrar que poseen todas las características funcionales de las células neurales", aseguró.

No obstante, otra experta dijo que tenía problemas con los hallazgos de Hoffman.

La Dra. Eva Mezey, investigadora del National Institute of Neurological Disorders and Stroke, aseguró que las diferencias entre los folículos pilosos de los ratones y los humanos son sustanciales y que lo que podría ser cierto para los ratones podría no serlo para los seres humanos. Además, Mezey aseguró que los experimentos iniciales ya habían encontrado células madre en los folículos pilosos.

"No me impresionó la calidad del artículo", comentó Mezey. "Pero no significa que estén equivocados. Sí creo en las plasticidad, así que no sería sorprendente que estas células madre puedan convertirse en células neurales con los cambios ambientales adecuados".

Más información

Los National Institutes of Health tienen más información sobre las células madre.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Robert M. Hoffman, Ph.D., researcher and chairman of the board, AntiCancer, Inc., San Diego, Calif.; Deryl Troyer, Ph.D., professor, department of anatomy and physiology, Kansas State University, Manhattan, Kan.; Eva Mezey, M.D., Ph.D., investigator, National Institute of Neurological Disorders and Stroke, Bethesda, Md.; March 28, 2005, early edition, Proceedings of the National Academy of Sciences

Last Updated: