¿Unos medicamentos para la diabetes podrían ayudar a controlar el Alzheimer?

In English

JUEVES, 1 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Los pacientes de Alzheimer que toman unos medicamentos para la diabetes muestran menos señales de demencia en el cerebro que pacientes similares que no toman esos fármacos, encuentra una investigación reciente.

Específicamente, el estudio post mortem encontró que las personas que habían tomado medicamentos para la diabetes tenían menos anomalías en los minúsculos vasos sanguíneos del cerebro, y menos actividad genética anómala.

"Los resultados de este estudio son importantes porque nos dan nuevas pistas para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer", aseguró el autor sénior del estudio, Vahram Haroutunian, profesor de psiquiatría y neurociencias en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Estudios anteriores del tejido cerebral mostraron que los cerebros de las personas que tenían Alzheimer y diabetes presentaban menos lesiones de Alzheimer que los cerebros de las personas que tenían Alzheimer pero no diabetes.

Un experto en el Alzheimer dijo que el estudio resalta la relación entre la salud cardiovascular y la cerebral.

Los hallazgos "nos recuerdan la importancia de mantener los factores vasculares bajo control a medida que envejecemos", aseguró el Dr. Luca Giliberto, profesor asistente en el Centro Litwin-Zucker para la Enfermedad de Alzheimer y los Trastornos de la Memoria del Instituto Feinstein de Investigación Médica, en Manhasset, Nueva York.

En el nuevo estudio, realizado en cerebros sometidos a autopsias, Haroutunian y sus colaboradores desarrollaron una forma de separar los minúsculos vasos sanguíneos (capilares) en el cerebro del tejido cerebral adyacente.

Primero usaron ese método en los cerebros de 34 personas que habían sido diagnosticadas con Alzheimer y diabetes tipo 2, y que habían sido tratadas con los medicamentos estándar para la diabetes.

Los investigadores compararon entonces esos hallazgos con un examen de 30 cerebros de personas con Alzheimer que no tenían diabetes, y con 19 cerebros de personas que no habían sufrido de ninguna de las dos enfermedades.

El estudio se enfocó en los cambios en ciertos "marcadores" genéticos vinculados de cerca con una señalización adecuada en el cerebro.

Según los investigadores, los niveles de más o menos la mitad de esos marcadores fueron más bajos en los vasos sanguíneos y en el tejido cerebral de los pacientes que tenían tanto Alzheimer como diabetes. Y la mayoría de cambios genéticos malsanos que usualmente se observan en el Alzheimer no se encontraron en los pacientes que habían tomado fármacos para la diabetes.

Todo esto sugiere que los medicamentos para la diabetes tienen un efecto protector en los cerebros de los pacientes con Alzheimer, apuntaron los investigadores, lo que a su vez podría potenciar la búsqueda de terapias efectivas.

"Los mayoría de los tratamientos modernos para el Alzheimer se dirigen a las placas amiloideas y no han tenido éxito al tratar a la enfermedad con efectividad", lamentó Haroutunian en un comunicado de prensa de Mount Sinai.

Pero el nuevo estudio se enfocó en "la insulina y los medicamentos para la diabetes, como la metformina, [que están] aprobados por la FDA y que se administran de forma segura a millones de personas", señaló.

El nuevo estudio sugiere que esos medicamentos podrían "tener un efecto beneficioso en las personas con Alzheimer", planteó Haroutunian. "Esto crea oportunidades para realizar ensayos de investigación en personas que utilizan medicamentos similares o medicamentos que tienen efectos similares en las vías biológicas del cerebro y en los tipos de células identificadas en este estudio".

Por su parte, Giliberto dijo que los resultados "no son sorprendentes", dado que hace mucho que los expertos han notado vínculos entre los efectos de la diabetes en el azúcar en la sangre y en la salud de los vasos sanguíneos, y la salud del cerebro.

Pero añadió que el estudio no prueba que esos problemas provoquen el Alzheimer, ni si los medicamentos para la diabetes podrían o no controlar o detener la enfermedad que destruye el cerebro una vez se ha presentado.

Pero "tratar la hiperglucemia crónica resultará en una reducción de los daños cerebrales posteriores", razonó Giliberto. En las personas con enfermedad de Alzheimer, esto "podría resultar en mejoras en el rendimiento cognitivo y la calidad de vida", dijo.

El Dr. Satjit Bhusri es cardiólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al revisar el estudio, opinó que "establece una relación entre los vasos sanguíneos del cerebro y la enfermedad de Alzheimer".

Los hallazgos podrían "abrir la puerta a una nueva vía que quizá sea de utilidad terapéutica en los pacientes con enfermedad de Alzheimer", comentó Bhusri.

El informe fue publicado en línea en la edición del 1 de noviembre de la revista PLOS One.

Más información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Luca Giliberto, M.D., Ph.D., assistant professor, Litwin-Zucker Center for Alzheimer's Disease and Memory Disorders at The Feinstein Institute for Medical Research, Manhasset, N.Y.; Satjit Bhusri, M.D., cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Mount Sinai Health System, news release, Nov. 1, 2018

--

Last Updated: