La dieta mediterránea podría ayudar a prevenir el Alzheimer

Estudio halla que el plan de alimentación redujo el riesgo en 40 por ciento

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 18 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Los beneficios para la salud del corazón de la llamada dieta mediterránea son bien conocidos. Una reciente investigación sugiere que el plan de alimentación podría reducir también el riesgo de la enfermedad de Alzheimer.

Las personas que siguieron al pie de la letra la dieta mediterránea, rica en pescado, frutas y verduras, grasa monosaturadas como las del aceite de oliva y bajas en carnes y lácteos, tenían un riesgo 40 por ciento inferior de desarrollar Alzheimer que los que consumieron la dieta estadounidense convencional.

"Este efecto es bastante significativo", aseguró el Dr. Nikolaos Scarmeas, profesor asistente de neurología del Centro médico de la Universidad de Columbia y líder del estudio.

Aunque ya varios estudios han demostrado que la dieta mediterránea reduce el riesgo de enfermedad cardiaca, este es el primero en mostrar un beneficio en cuanto a la función mental, dijo.

El informe aparece en la edición de abril de Archives of Neurology.

En el estudio participaron 2,258 residentes de la ciudad de Nueva York, divididos en tres grupos según lo apegados que fueran a la dieta. El informe decía que, durante un periodo de seguimiento promedio de cuatro años, el índice de enfermedad de Alzheimer fue 20 por ciento inferior para los que estaban en el tercio de observación medio y 40 por ciento inferior para los que más se apegaron al plan.

Scarmeas aseguró que es la dieta en conjunto y no un único elemento de ella, lo que lograba el efecto beneficioso. Y el hecho de que hay "una combinación de varios alimentos beneficiosos" en la dieta hace que sea difícil determinar exactamente cómo funciona el plan, agregó, aunque hay mucho campo para especular.

Una posibilidad es que la dieta mediterránea tenga los mismos efectos beneficiosos sobre los vasos sanguíneos del cerebro como sobre el corazón, lo que reduce el riesgo de bloqueos, dijo Scarmeas. También podría ser que los alimentos de la dieta sean ricos en antioxidantes beneficiosos o que la dieta reduzca la incidencia de inflamación perjudicial, continuó.

"Intentamos determinar qué elemento específico de la dieta lograba este efecto, pero ninguno de ellos es el responsable primordial", sostuvo Scarmeas. "Sin embargo, al reunirlos todos, apareció el efecto".

El Dr. Dimitrios Trichopoulos, profesor de prevención y epidemiología del cáncer de la Facultad de salud pública de la Harvard, quien ha realizado estudios similares sobre los beneficios de la dieta mediterránea, consideró que la nueva investigación era fascinante".

"Los autores parecen haber hecho muy buen trabajo", dijo. "Utilizaron un puntaje de dieta que habíamos desarrollado durante años. Por lo que se ve, me parece que el estudio es bueno. Es una especulación, pero una especulación razonable. Hace falta hacer más trabajo para duplicar los hallazgos, pero los resultados son fascinantes".

Ha habido una "idea general" de que la incidencia de la enfermedad de Alzheimer es inferior en regiones en las que domina la dieta mediterránea, aseguró Trichopoulos. "Siempre hemos hecho esa suposición, así que concuerda con el estudio", dijo.

Trichopoulos estuvo de acuerdo en que los resultados beneficiosos "no son producidos por componentes independientes sino por la dieta completa. Los efectos pequeños afectan colectivamente".

Trichopoulos sostuvo que sigue la dieta mediterránea, que, anotó Scarmeas, incluye "un consumo moderado de alcohol, generalmente vino con la cena".

Más información

La American Heart Association tiene más detalles sobre la dieta mediterránea.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Nikolaos Scarmeas, M.D., assistant professor, neurology, Columbia University Medical Center, New York City; Dimitrios Trichopoulos, M.D., Ph.D., professor, cancer prevention and epidemilogy, Harvard School of Public Health, Boston; April 2006 Annals of Neurology

Last Updated: