La terapia hormonal podría proteger contra el Alzheimer

Un estudio halla que sólo ayuda a las mujeres menores de 65 años

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES 2 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las mujeres que empiezan una terapia hormonal a una edad temprana, antes de cumplir los 65 años, podrían reducir su riesgo de desarrollar Alzheimer u otro tipo de demencia, según plantea un estudio reciente.

Esto contradice los hallazgos sobre el uso de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) después de los 65, algo que al parecer incrementa el riesgo de demencia.

"El punto de mira se centró un poco más atrás y, según parece, las mujeres que empezaron a tomar la TRH a una edad temprana mostraron un menor riesgo de Alzheimer", dijo el Dr. Sam Gandy, presidente del consejo asesor científico y médico de la Alzheimer's Association y director del Instituto Farber de Neurociencias de la Universidad de Thomas Jefferson de Filadelfia.

Pero los autores del estudio recomiendan precaución al momento de interpretar los resultados.

"Los hallazgos son de interés para la comunidad científica. Es difícil dictaminar cómo deben informar o estipular la práctica clínica", dijo el Dr. Victor Henderson, autor del presente trabajo y profesor de investigación sanitaria, política, neurología y ciencias neurológicas de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California. "Nuestros hallazgos sugieren la necesidad de realizar más investigaciones para analizar las consecuencias posteriores del uso precoz de la terapia hormonal. Los análisis son de observación, lo que hace que sean menos contundentes que los experimentales, así que hay mucho campo para los error. Hay que ser cautos con sus implicaciones clínicas".

Estaba previsto que Henderson presentara los hallazgos el miércoles en la reunión anual de la American Academy of Neurology en Boston.

La terapia hormonal en mujeres mayores parece incrementar el riesgo para diferentes tipos de demencia. No obstante, en las mujeres posmenopáusicas más jóvenes, la relación entre la terapia hormonal y la enfermedad de Alzheimer es menos clara.

Las investigaciones anteriores habían sugerido que los bajos niveles de estrógeno en el cerebro podrían aumentar el riesgo de desarrollar Alzheimer, algo que podría ser un argumento para usar la TRH.

Para la nueva investigación, parte del estudio Women's Health Initiative Memory, 7,153 mujeres de 65 a 79 años que no tenían demencia ofrecieron información sobre su exposición anterior a la terapia hormonal.

Las mujeres que informaron usar cualquier forma de terapia hormonal de estrógeno antes de los 65 eran casi 50 por ciento menos propensas a desarrollar la enfermedad de Alzheimer u otra demencia que las mujeres que no usaron esa terapia a la misma edad.

Sin embargo, las mujeres que empezaron a tomar la terapia de estrógeno solo después de los 65 aumentaron su riesgo para desarrollar demencia en 50 por ciento. El riesgo era casi el doble entre las mujeres que tomaban la terapia combinada (estrógeno más progestina).

El estudio fue financiado por los U.S. National Institutes of Health and Wyeth, una compañía farmacéutica que produce Prempro, una terapia hormonal.

Gandy tiene una posible explicación biológica para las diferencias observadas en mujeres posmenopáusicas mayores y más jóvenes.

"Abordo esta relación de manera biológica. Si la TRH se administra a una edad temprana, entonces se evita que ocurra la menopausia. El cerebro nunca vería la menopausia", apuntó Gandy. "Pero si la menopausia tiene lugar, el cerebro pasa de un ambiente rico en hormonas durante 30 años a uno con deficiencias en hormonas, y después por una reintroducción tras la menopausia. Creo que el cerebro reacciona a esos dos escenarios de forma diferente.

"Lo que estamos aprendiendo es que si existe alguna relación entre la TRH y el Alzheimer, tiene que darse a una edad temprana", agregó. "Éste es el primer indicio de un estudio aleatorio bien diseñado y controlado por placebo de que comenzar la terapia a una edad temprana podría ser el camino a seguir. Sin embargo, es una situación bastante complicada ya que apenas podemos hacer algo al respecto".

Pero cuando se trata de la terapia de reemplazo hormonal, las directrices oficiales recomiendan que las mujeres tomen la TRH para aliviar los síntomas de la menopausia a una dosis lo más baja posible y durante el periodo más corto de tiempo. El uso prolongado de la terapia hormonal ha sido relacionado con una variedad de problemas de salud, incluidos el cáncer de mama, el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular.

Más información

La Alzheimer's Association puede darle más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Victor W. Henderson, M.D., professor of health research and policy, and neurology and neurological science, Stanford University, Palo Alto, Calif.; Sam Gandy, M.D., Ph.D., chairman, medical and scientific advisory council, Alzheimer's Association, and director, Farber Institute for Neurosciences, Thomas Jefferson University, Philadelphia; May 2, 2007, presentation, American Academy of Neurology annual meeting, Boston

Last Updated: