Los jugadores profesionales de fútbol son más propensos a desarrollar demencia, según un estudio

In English

LUNES, 21 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Los exjugadores profesionales de fútbol tienen un riesgo significativamente más alto de muerte por enfermedades cerebrales como el Alzheimer y el Parkinson, encuentra un nuevo estudio.

Los exjugadores de fútbol tenían unas 3.5 veces más probabilidades de fallecer de enfermedades neurodegenerativas que las personas de la población general, según un estudio de Escocia.

"Este análisis reveló que el riesgo abarcaba desde un aumento de cinco veces en la enfermedad de Alzheimer, hasta un aumento de más o menos cuatro veces en la enfermedad de las neuronas motoras y un aumento del doble en la enfermedad de Parkinson en los [exjugadores de fútbol] profesionales, en comparación con los controles de la población", señaló el líder del estudio, el Dr. Willie Stewart.

Stewart es neuropatólogo asesor y profesor clínico asociado honorario en la Universidad de Glasgow.

Estudios anteriores de jugadores de deportes de contacto, en particular los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL) en Estados Unidos, han vinculado los golpes repetitivos en la cabeza con otro trastorno cerebral degenerativo llamado encefalopatía traumática crónica (ETC).

Los miembros fallecidos del Salón de la Fama Frank Gifford y Junior Seau se incluyen entre los jugadores de la NFL que desarrollaron la ETC.

En un estudio de la Universidad de Boston, el riesgo de ETC se vinculó con la cantidad de tiempo que se juega el fútbol americano de atajos.

"Aunque todavía desconocemos el riesgo absoluto de desarrollar ETC entre los jugadores de fútbol americano, este estudio encontró que el riesgo de desarrollar ETC aumentó en un 30 por ciento por cada año de juego", señaló la investigadora, la Dra. Ann McKee, directora del Centro de ETC de la Universidad de Boston.

Según el centro, los síntomas de ETC (como los problemas de estado de ánimo y memoria) en general comienzan a aparecer años después del inicio de los impactos en la cabeza.

En el estudio actual, el equipo de Stewart analizó las causas de muerte de casi 7,700 exjugadores de fútbol escoceses de sexo masculino y de más de 23,000 personas de la población general nacidos entre 1900 y 1976.

Aunque los exjugadores de fútbol eran más propensos a morir de enfermedades neurodegenerativas, eran menos propensos a fallecer de otras enfermedades comunes, como la enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de pulmón.

Las muertes entre los exjugadores de fútbol eran menos numerosas de lo previsto hasta los 70 años, y más numerosas de lo previsto después de esa edad, según el estudio. Los resultados se publicaron en la edición del 21 de octubre de la revista New England Journal of Medicine.

"Nuestros datos muestran que aunque los [exjugadores de fútbol] tenían unas tasas más altas de demencia, tenían unas tasas más bajas de mortalidad debida a otras enfermedades importantes. Por tanto, aunque se debe realizar todo esfuerzo por identificar los factores que contribuyen al aumento en el riesgo de enfermedades neurodegenerativas para permitir que ese riesgo se reduzca, también hay que tomar en cuenta los beneficios potenciales de salud más amplios de jugar [al fútbol]", planteó Stewart en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio fue financiado por la Asociación de Fútbol (Football Association) y la Asociación de Futbolistas Profesionales (Professional Footballers' Association).

"El juego en general debe reconocer que esto es apenas el inicio de nuestra comprensión y que hay muchas preguntas que todavía necesitan respuestas", señaló Greg Clarke, presidente de la Asociación del Fútbol. "Es importante que la familia global [del fútbol] se una ahora para encontrar las respuestas".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre las enfermedades neurodegenerativas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Glasgow, news release, Oct. 21, 2019

--

Last Updated: