Una terapia podría tratar el Alzheimer de etapa inicial

Anticuerpos matan las placas y los nudos en los cerebros de los ratones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES 4 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- En otro promisorio desarrollo en la investigación sobre el Alzheimer, una investigación en ratones sugiere que un tratamiento con medicamentos puede detener la progresión de la enfermedad en las etapas iniciales.

Las pruebas de estos medicamentos en seres humanos fueron descontinuadas debido a sus peligrosos efectos secundarios. Pero un neurocientífico dijo que el medicamento basado en anticuerpos todavía promete mucho, especialmente si los investigadores continúan probando su valor.

"Hay una serie de estudios que sugieren que bien podríamos ralentizar la enfermedad con este método", dijo Michael Hutton, profesor de neurociencia del Colegio de Medicina de la Clínica Mayo de Florida.

La enfermedad de Alzheimer afecta a unos 4.5 millones de estadounidenses y se espera que el número aumente a medida que los "baby boomers", los que nacieron justo después de la Segunda Guerra Mundial, envejezcan. Los mejores tratamientos disponibles actualmente sólo retrasan la enfermedad en unos seis meses, dijo Hutton, lo que deja a los pacientes deteriorarse hacia la falta de memoria, problemas conductuales, incapacidad para hablar y otros síntomas devastadores.

La enfermedad se inicia cuando trozos de una sustancia llamada placas beta-amiloides se desarrolla en el cerebro. Luego, aparecen nudos de fibras neuronales en las neuronas. Tanto las placas como las neuronas matan células cerebrales, llevando al deterioro de la función mental.

En el nuevo estudio, investigadores de la Universidad de California en Irvine transfirieron genes defectuosos de humanos a cerca de 30 ratones para enfermar a los animales con Alzheimer, de la que normalmente no sufren.

Al igual que los humanos, los ratones empiezan a olvidar cosas. Los científicos evalúan su memoria echándolos en una pequeña piscina y observando si recuerdan dónde encontrar plataformas que les permiten salir del agua, dijo el coautor del estudio Frank LaFerla, profesor asociado de neurobiología y conducta.

Luego de que los ratones desarrollaron las etapas iniciales del Alzheimer, los científicos los trataron con anticuerpos (un tipo de soldado del sistema inmune) diseñados para buscar y destruir las placas.

Los investigadores descubrieron que el tratamiento, si se hace a tiempo, removía tanto las placas como los nudos, sugiriendo que ambos están estrechamente relacionados.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 5 de agosto de Neuron, parecen confirmar la teoría de que las placas llevan a los nudos, apuntó LaFerla. También significa esperanza para los pacientes que no han desarrollado muchos problemas en cuanto a los nudos. "Lo que esto significa es que mientras más pronto se trate a un paciente con enfermedad de Alzheimer, mejores oportunidades de éxito hay".

Pero esto significa problemas para las personas que están en las etapas más avanzadas de la enfermedad, quienes podrían estar atrapadas en los testarudos nudos. "Ahora también necesitamos considerar terapias que estén dirigidas a eliminar o romper los nudos más avanzados", afirmó LaFerla. "También tenemos que encontrar destructores de nudos".

Hay varios problemas con la investigación. Se trata de ratones, no de humanos y es difícil estudiar exactamente qué pasa en el cerebro humano antes de la muerte. De hecho, no hay otra manera que no sea una autopsia de confirmar que alguien tiene la enfermedad de Alzheimer, aunque Hutton dice que los doctores hacen un buen trabajo diagnosticándola.

También está el asunto de los efectos secundarios del tratamiento con anticuerpos. Un estudio anterior de una vacuna contra el Alzheimer tuvo que ser detenido porque algunos pacientes desarrollaron una hinchazón potencialmente fatal en el cerebro.

Pero LaFerla es optimista. "Vamos en la dirección correcta", dijo. "Ahora debemos encontrar la salida correcta".

Más Información

Para aprender más sobre la enfermedad, vaya a la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Michael Hutton, Ph.D., professor, neuroscience, Mayo Clinic College of Medicine, Jacksonville, Fla.; Frank LaFerla, Ph.D., associate professor, neurobiology and behavior, University of California, Irvine; Aug. 5, 2004, Neuron

Last Updated: