Unos genes del Alzheimer podrían mostrar efectos en la veintena

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 27 de junio de 2019 (HealthDay News) -- A todos los estudiantes universitarios se les pierden las llaves u olvidan una cita de vez en cuando. Usualmente no es nada importante. Pero un nuevo estudio advierte que cuando los jóvenes con antecedentes familiares de enfermedad de Alzheimer tienen lapsus en la memoria, podría tratarse de una señal temprana de algo grave.

Esa es la preocupación planteada por una nueva prueba de memoria que realizaron casi 60,000 hombres y mujeres de 18 a 85 años.

Los resultados revelaron que los participantes de 18 a 65 años que tenían familiares con Alzheimer puntuaron más bajo que los que no tenían. Esto incluyó incluso a adultos jóvenes en la veintena.

Pero "nadie debe sentirse condenado a experimentar el Alzheimer, y sin duda no simplemente porque sus padres o abuelos fueran diagnosticados con la enfermedad", enfatizó el autor del estudio, Matt Huentelman, profesor de neurogenómica en TGen, un instituto de investigación en genética con sede en Phoenix.

Muchos factores no hereditarios tienen un rol en el riesgo de Alzheimer, explicó. Y "hay muchos casos de personas con antecedentes familiares y/o un riesgo genético alto de Alzheimer que viven largas vidas sin problemas de memoria".

Pero no se puede obviar el hecho de que se cree que alrededor de un 75 por ciento del Alzheimer es motivado por la genética, señaló Huentelman. Y la prueba sí sugiere que la memoria de un joven podría verse afectada por el riesgo genético "incluso cuatro décadas antes del inicio típico de la enfermedad de Alzheimer", añadió.

Los resultados y el análisis de la prueba se publicaron en una edición reciente en línea de la revista eLife.

Huentelman y sus colaboradores apuntaron que más de 5 millones de estadounidenses viven con Alzheimer actualmente. Se prevé que esa cifra casi se haya triplicado en 2050, acercándose a los 14 millones. El trastorno es la principal causa de demencia, y no tiene tratamiento ni cura conocidos.

Para entender mejor cómo los antecedentes familiares de Alzheimer podrían afectar el riesgo futuro, el equipo lanzó una prueba de memoria con palabras en línea en 2013.

Se conoce como "MindCrowd", y su lanzamiento recibió un gran apoyo publicitario de estrellas como Lynda Carter, Valerie Bertinelli y Ashton Kutcher, que propagaron el mensaje a través de los medios sociales.

En agosto de 2018, casi 60,000 personas se habían inscrito en los 50 estados y en 150 países. La mayoría (un 92 por ciento) eran blancos.

El análisis se basa en esa cifra, aunque el proyecto en curso ha evaluado ahora a más de 116,000 voluntarios.

A los que tomaron las pruebas les mostraron 12 conjuntos de dos palabras vinculadas. Después, solo una palabra se mostraba al azar, y se pedía a todos que recordaran la palabra faltante. El proceso se repitió tres veces.

Además, los participantes proveyeron información sobre su salud y la salud de su familia.

Casi 5,000 participantes que reportaron antecedentes familiares de Alzheimer también proveyeron una muestra de sangre o saliva. Se midieron los niveles de una proteína en particular (la apolipoproteína E, o APOE), que hace mucho que se asocia con el riesgo de Alzheimer, en las muestras.

Al final, el equipo encontró un vínculo claro entre tener antecedentes familiares de Alzheimer y unas puntuaciones más bajas en la prueba de memoria.

Pero "es importante notar que nuestra prueba no es una herramienta diagnóstica clínica de la demencia", enfatizó Huentelman. "No está diseñada para diagnosticar el Alzheimer. También es importante anotar que las diferencias que observamos son significativas, pero sutiles. Es poco probable que afecten a las actividades de la vida cotidiana de ninguno de estos jóvenes".

Aun así, el vínculo es real, dijo y "debemos realizar investigaciones como la nuestra para comenzar a probar cosas nuevas, y para avanzar hacia los tratamientos y las curas".

Huentelman enfatizó que "sabemos que algunas cosas son buenas para el cerebro y pueden ayudar a reducir el riesgo de demencia".

Añadió que incluyen hacer ejercicio, dormir bien, comer una dieta nutritiva, ser socialmente activo, y evitar fumar y las opciones de estilo de vida que pudieran conducir a la diabetes o a la enfermedad cardiaca.

Keith Fargo, director de programas científicos y alcance de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), respaldó esos esfuerzos de prevención.

Pero Fargo también desaconsejó interpretar los hallazgos en exceso.

"Aunque sin duda la genética tiene un rol en el riesgo de la enfermedad de Alzheimer, no hay una cifra en particular en que concuerden los profesionales clínicos ni los investigadores para describir el tamaño de ese rol", comentó. "El hecho es que resulta casi imposible predecir si un individuo en particular desarrollará o no Alzheimer".

Más información

Para más información sobre cómo prevenir el deterioro de la memoria, visite la Asociación del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Matt Huentelman, Ph.D., professor, neurogenomics division, and head, neurobehavioral research unit, TGen, Phoenix; Keith Fargo, Ph.D., director, scientific programs & outreach, Alzheimer's Association, New York City; June 18, 2019, eLife, online

Last Updated: