Vinculan el colesterol LDL alto con el Alzheimer de inicio temprano

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 29 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Otro motivo para mantener el colesterol bajo control: una nueva investigación sugiere que el colesterol LDL, o "malo", podría tener un rol en el desarrollo del Alzheimer de inicio temprano.

El Alzheimer de inicio temprano es una forma rara de la enfermedad que ocurre antes de los 65 años, y se ha vinculado antes con una mutación genética implicada en la forma en que el cuerpo procesa las grasas y el colesterol. Pero esa mutación solo explica un pequeño porcentaje de los casos, anotaron los científicos.

Su nueva investigación sugiere que "los niveles de colesterol LDL [también] podrían tener un rol causal en la patogénesis de la enfermedad de Alzheimer", señaló el investigador principal, el Dr. Thomas Wingo, profesor asistente de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta.

"La pregunta importante es si hay un vínculo causal entre los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedad de Alzheimer", dijo Wingo. "Los datos existentes todavía no son claros. Nuestro trabajo actual se enfoca en evaluar si hay un vínculo causal".

Las mutaciones genéticas conocidas no explican la mayoría de los casos de Alzheimer de inicio temprano, añadió Wingo.

La mutación genética del APOE, llamada APOE E4, aumenta los niveles de colesterol LDL. Los niveles altos de ese tipo de colesterol pueden obstruir las arterias, aumentando el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

Otras mutaciones genéticas asociadas con el Alzheimer de inicio temprano se llaman APP, PSEN1 y PSEN2.

Pero todas esas variantes genéticas se vinculan con apenas alrededor de un 10 por ciento de todos los casos de Alzheimer de inicio temprano. Eso deja a un 90 por ciento de todos los casos de Alzheimer de inicio temprano sin explicación, lamentó Wingo.

En el estudio, él y sus colaboradores secuenciaron áreas específicas de los genes de más de 2,100 personas. De ellas, más de 650 sufrían de Alzheimer de inicio temprano. Además, se revisaron los niveles de colesterol de más de 260 participantes.

Los investigadores encontraron que la mutación APOE E4 explicaba alrededor de un 10 por ciento del Alzheimer de inicio temprano, que es más o menos lo mismo que se observa en el Alzheimer de inicio tardío.

También observaron las mutaciones APP, PSEN1 y PSEN2, y encontraron que alrededor de un 3 por ciento de los pacientes con Alzheimer de inicio temprano portaban al menos una de esas variantes.

El equipo de Wingo también encontró que los participantes con niveles altos de colesterol LDL tenían el mayor riesgo de Alzheimer de inicio temprano, en comparación con los que tenían unos niveles más bajos de LDL.

Los niveles de colesterol LDL siguieron siendo importantes incluso tras tomar en cuenta las mutaciones APOE. Entonces, el colesterol podría ser un factor de riesgo independiente del Alzheimer de inicio temprano, planteó Wingo, aunque el estudio no probó que los niveles altos de colesterol LDL provocaran el Alzheimer de inicio temprano.

No se encontró ningún vínculo entre el Alzheimer y el colesterol HDL (el "bueno"). Pero sí se observó una leve asociación con los niveles de triglicéridos.

La mutación del APOE ni una mutación genética incluso más rara conocida como APOB no explicaron del todo un vínculo entre el colesterol LDL y el Alzheimer de inicio temprano, lo que sugiere que factores, incluyendo otros genes, podrían aumentar el riesgo, dijo Wingo.

"Si hay un vínculo causal entre la enfermedad de Alzheimer y el colesterol, quizá debamos revisar los objetivos para los niveles de colesterol LDL para ayudar a reducir el riesgo de Alzheimer", comentó.

El Dr. Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva Mount Sinai, y de NFL Neurological Care, en la ciudad de Nueva York, dijo que estos hallazgos son creíbles, y que es probable que se repliquen en los próximos meses.

Este hallazgo confirma una antigua sospecha de que el colesterol es uno de los factores importantes en la enfermedad de Alzheimer, indicó.

Esto es particularmente notable porque puede tener implicaciones importantes para el tratamiento, dijo Gandy, que no participó en el estudio. "Es un contrapunto muy emocionante para la pérdida continua de entusiasmo respecto a dirigirse de forma directa a las placas de amiloide en el cerebro", añadió.

Durante años, se pensó que la acumulación de esas placas de proteínas en el cerebro era una posible causa del Alzheimer, pero ensayos recientes de medicamentos que buscaban reducir la amiloide han mostrado poco efecto en la enfermedad.

El informe aparece en la edición en línea del 28 de mayo de la revista JAMA Neurology.

Más información

Visite la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) para más información sobre el Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Thomas Wingo, M.D., assistant professor, neurology, Emory University School of Medicine, Atlanta; Sam Gandy, M.D., Ph.D., professor, neurology and psychiatry, Icahn School of Medicine, New York City, and director, Mount Sinai Center for Cognitive Health, and NFL Neurological Care, New York City; May 29, 2019, JAMA Neurology, online

Last Updated: