Conozca a Nao, el robot que ayuda a tratar a los niños autistas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

Nao robot

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 9 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Quizá parezca contrario a la lógica, pero un robot podría ayudar a los niños con autismo a interactuar mejor con los humanos.

Este robot de dos pies (0.6 metros) de estatura se llama Nao, y los niños pequeños que recibieron una terapia que incluía a Nao hicieron más progresos en sus habilidades sociales que los que no trabajaron con el robot, informan unos investigadores.

"Esta investigación que usa una combinación de la terapia conductual con un robot es promisoria", afirmo Alycia Halladay, directora científica de la Autism Science Foundation.

Los niños autistas con frecuencia experimentan déficits sociales. No hacen contacto visual, sino que miran a otro sitio. Tienen problemas para detectar las pistas sociales, como una sonrisa o una mueca. Les cuesta expresarse.

Para ayudar a los niños autistas a aprender habilidades sociales, durante décadas los terapeutas han utilizado el entrenamiento de conductas pivotales (Pivotal Response Treatment, PRT), una forma de análisis conductual que utiliza el juego para aumentar el deseo de los niños de aprender unas buenas conductas sociales.

En este estudio, los investigadores holandeses evaluaron si el PRT que incluía al robot dejaría una huella más profunda en los niños.

Nao es fabricado por Aldebaran Robotics, una compañía francesa que se especializa en robots humanoides.

Nao puede hablar, caminar, bailar e interactuar con los niños en una variedad de actividades que buscan mejorar su capacidad para leer las expresiones faciales y mantener un contacto ocular adecuado. Cuando tienen éxito, Nao puede incluso felicitar al niño chocando las manos.

En general, a los niños les encanta jugar con robots, e investigaciones anteriores han mostrado que los niños autistas, en particular, responden a los robots, apuntó la investigadora principal, Iris Smeekens, candidata doctoral en el Centro Médico de la Universidad de Radboud en Nimega, Países Bajos.

Los seres humanos pueden resultar abrumadores para un niño autista, al mostrar una cascada de movimientos y conductas. Por otro lado, los robots son más reservados y tranquilizadores para esos niños, explicó Smeekens.

"Los robots atraen a muchos niños con un trastorno del espectro autista, y muestran una conducta más predecible, en comparación con los humanos", dijo Smeekens.

En 20 sesiones semanales, los terapeutas controlaron al robot a través de nueve escenarios de juego distintos que buscaban mejorar las habilidades, por ejemplo preguntar por un objeto o actividad, pedir ayuda o hacer preguntas.

Tres meses después de la conclusión de estas sesiones, los padres evaluaron los síntomas de autismo de sus hijos usando un cuestionario dirigido a las habilidades sociales.

Los niños obtuvieron una mejor puntuación si realizaron la terapia con el robot, en comparación con el PRT solo o el tratamiento estándar, encontraron los investigadores.

El próximo paso será evaluar la terapia robótica en más lugares con periodos de seguimiento más largos, planteó Smeekens. Además, los investigadores modificarán la terapia para ofrecer un tratamiento más específico para los niños.

"Notamos que nueve escenarios de juego distintos con siente niveles de complejidad no se correspondían con todas las conductas objetivo de cada niño", dijo Smeekens.

"Es importante que los escenarios de juego que ofrecen información para la conducta del robot sean más ajustables en cuanto al contenido y el nivel de complejidad durante la interacción entre niño y robot, para corresponder con distintas conductas, habilidades e intereses objetivos", explicó.

Smeekens añadió que aunque estos resultados son promisorios, los investigadores deberán averiguar "qué componentes específicos son beneficiosos para qué niños con un trastorno del espectro autista antes de que los robots se puedan implementar en la práctica clínica".

Los hallazgos se presentaron el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Investigación sobre el Autismo (International Society for Autism Research) en Róterdam, Países Bajos. La investigación debe considerarse como preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Más información

Autism Speaks ofrece más información sobre el entrenamiento de conductas pivotales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Alycia Halladay, Ph.D., chief science officer, Autism Science Foundation; Iris Smeekens, doctoral candidate, Radboud University Medical Center, Nijmegen, the Netherlands; May 9, 2018, presentation, International Society for Autism Research annual meeting, Rotterdam, the Netherlands

Last Updated: