Esperma del padre podría contener pistas sobre el riesgo de autismo

Próximas investigaciones examinarán a más familias, distintas ocupaciones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES, 15 de abril de 2015 (HealthDay News) -- El esperma podría contener pistas sobre si los hijos de un hombre tendrán un riesgo alto de padecer autismo, según sugirió un pequeño estudio.

El trastorno del espectro autista es un conjunto de problemas del desarrollo que pueden causar importantes desafíos sociales, en la comunicación y en el comportamiento, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (U.S. Centers for Disease Control and Prevention o CDC).

El CDC calcula que uno de cada 68 niños estadounidenses tiene un trastorno del espectro autista. Muchos expertos creen que el autismo normalmente se hereda, pero no existe un examen genético que mida el riesgo de padecer autismo, dijeron los investigadores de la Universidad Johns Hopkins en un comunicado de prensa.

"Nos preguntamos si podríamos averiguar qué sucede antes de que alguien [desarrolle] autismo", dijo el Dr. Andrew Feinberg, profesor de medicina molecular en la Escuela de Medicina de Hopkins en Baltimore.

Daniele Fallin, investigadora colíder en el estudio y directora del Centro Wendy Klag para el Autismo y Discapacidades del Desarrollo de Hopkins, añadió que si las modificaciones genéticas están siendo transmitidas de los padres a sus hijos, podría ser posible verlas en el esperma.

Los investigadores analizaron el ADN en el esperma de 44 padres de niños con señales tempranas de un trastorno de espectro autismo. El enfoque no estuvo en los genes mismos, sino en las "etiquetas epigenéticas" que ayudan a regular la actividad de los genes.

El equipo identificó 193 sitios donde la presencia o ausencia de una etiqueta epigenética estaba relacionada con el autismo. Muchos de los genes cercanos a estos sitios estaban involucrados en el desarrollo del cerebro.

Cuatro de los 10 lugares más fuertemente ligados al autismo estaban localizados cerca de los genes asociados con el síndrome de Prader-Willi, un trastorno genético que provoca algunos de los mismos síntomas en el comportamiento que el autismo, dijo el autor del estudio.

Además, muchas de los patrones epigenéticos alterados se hallaron en el cerebro de personas con autismo, lo cual respalda la teoría de que podrían estar relacionados con el autismo, señalaron los investigadores.

El estudio fue publicado en línea el 15 de abril en la revista International Journal of Epidemiology.

El equipo de Hopkins planea profundizar sobre los resultados preliminares con un estudio de más familias y examinar las ocupaciones y la exposición ambiental de los padres.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de los Estados Unidos (National Institute of Neurological Disorders and Stroke) tiene más información sobre el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTES: Johns Hopkins Medicine, comunicado de prensa, 15 de abril de 2015

--

Last Updated: