¿Qué ayuda a que los adultos con autismo consigan y mantengan un trabajo?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 9 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Los adultos con autismo se enfrentan a muchos desafíos, y uno de los más grandes es encontrar y mantener un trabajo.

Más de dos tercios de los adultos con autismo son desempleados o tienen un empleo insuficiente, y una nueva encuesta identifica algunas de las barreras más significativas para el trabajo, así como sus beneficios.

Los autistas reportaron que "los factores más importantes para poder conseguir un trabajo son la experiencia laboral y el entrenamiento vocacional. Ayuda a las personas a tener un sentido de las normas y las expectativas", señaló el autor del estudio, Matthew Lerner, profesor de psicología, psiquiatría y pediatría en la Universidad de Stony Brook en Stony Brook, Nueva York.

"Para mantener el trabajo, enfocarse en los puntos fuertes del individuo (como la atención a los detalles y la precisión en las tareas del trabajo) es importante", dijo Lerner.

"Unas tarifas de pago más altas o modificadas y un coordinador o mentor laboral individual fueron factores menos importantes. Muchas personas sentían que las seguían o las estigmatizaban, en lugar de que tenían un jefe que les respaldaba", anotó.

La moraleja es que "las personas con autismo son personas, y con frecuencia sus necesidades no difieren tan dramáticamente respecto a las de las personas sin autismo", dijo Lerner. "Si podemos crear un mejor ajuste para sus necesidades de formas que sean fáciles y baratas, pueden incluso contribuir fenomenalmente cuando se les da la oportunidad correcta".

Dave Kearon, director de servicios de adultos de Autism Speaks, una organización de defensoría del autismo, concurrió en que es importante "encajar bien a cada individuo".

Kearon dijo que la mayoría de personas con autismo son capaces de trabajar. "Sin duda hay personas con problemas, pero con el respaldo adecuado, la mayoría pueden trabajar", explicó.

Y añadió que "es importante no encasillar a los autistas y dar por sentado que solo serían buenos para, por ejemplo, trabajos orientados a la tecnología".

"No se puede generalizar. Quizá un puesto en que haya mucho contacto con clientes, por ejemplo de ventas, no sea adecuado para la mayoría de personas del espectro [autista], pero conocí a un docente de un museo que estaba en el espectro, y me dio el mejor tour de un museo de arte que nunca he recibido porque era lo que le interesaba. Desaconsejaría que se generalice demasiado respecto a los autistas", planteó Kearon.

Algo interesante es que aunque las compañías tecnológicas con frecuencia se consideran como buenas opciones, es más probable que los adultos con autismo trabajen en otros lugares, según Lerner. Las cinco principales industrias donde los adultos con autismos tienen empleo incluyen, en orden:

  • Los servicios administrativos y de respaldo.
  • La educación y la formación.
  • La atención de la salud y la asistencia social.
  • La venta al detalle.
  • Los servicios científicos y técnicos.

Dentro de cualquier industria, hay trabajos en los que muchos autistas pueden sobresalir, afirmó Lerner. Por ejemplo, en recursos humanos, hay mucho papeleo detallado que hay que procesar. Las compañías de servicios y preparación de comida que fabrican productos especializados han tenido éxito al capitalizar los puntos fuertes que muchos autistas tienen (como la atención al detalle y la precisión en las tareas del trabajo) al emplearlos en puestos de control de calidad.

Casi un 70 por ciento de los autistas afirmaron que la educación del personal era importante antes de que los contrataran para un trabajo. Pero un 45 por ciento de los encuestados no sentían la necesidad de que todos los empleados recibieran una formación exhaustiva sobre el autismo.

Kearon dijo que "esto es solo una conjetura fundamentada, pero creo que algunos autistas prefieren que no les señalen como especiales o distintos. Una educación básica sobre [el autismo] es importante y efectiva, pero no queremos aislar más a la gente. Las personas con [autismo] quieren que las acepten como parte del equipo".

Esto también podría explicar por qué apenas dos tercios de los encuestados dijeron que el aumento o la modificación de los pagos eran valiosos. Ofrecer a alguien con autismo un pago distinto por el mismo trabajo que otros realizan también puede hacer que la gente se sienta señalada.

Más o menos un 40 por ciento de los encuestados dijeron que trabajar redujo su satisfacción vital. Y ambos expertos dijeron que podría haber una variedad de motivos.

"Quizá no todo el mundo comparta la idea de que el trabajo es un camino dorado a la satisfacción y la felicidad, y sin duda parece que no la comparten todas las personas del espectro", dijo Lerner.

Kearon añadió que "creo que una explicación plausible es que no lo hemos hecho bien en suficientes lugares. Las personas con una satisfacción vital reducida probablemente no estén trabajando en un lugar que haya desarrollado del todo un programa de respaldo del autismo. Necesitamos más ambientes laborales buenos para el autismo".

Los hallazgos del estudio se presentaron el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Internacional de Investigación sobre el Autismo (International Society for Autism Research) en Róterdam, Países Bajos. Los hallazgos presentados en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Lea más sobre el autismo y el empleo en Autism Speaks.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Matthew Lerner, Ph.D., professor, psychology, psychiatry and pediatrics, Stony Brook University, Stony Brook, N.Y.; Dave Kearon, director, adult services, Autism Speaks; May 9, 2018, presentation, International Society for Autism Research meeting, Rotterdam, the Netherlands

Last Updated: