Jugar con robots ayuda a los niños autistas con sus habilidades sociales

Los investigadores afirman que el hallazgo podría ser usado para la creación de nuevas herramientas terapéuticas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 7 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Muchos niños que tienen un trastorno del espectro autista (TEA) interactúan más fácilmente con dispositivos mecánicos que con los seres humanos, según informes recientes.

Los investigadores de la Facultad de ingeniería Viterbi de la Universidad del sur de California, que han presentado sus hallazgos en varias conferencias en los Estados Unidos y Europa este verano, encontraron que los robots de asistencia social (SAR, por su sigla en inglés) que lanzan burbujas, hacen sonar una bocina e incluso hacen expresiones faciales parecen aumentar los niveles de habla e interacción de los niños.

"Me siento satisfecha de estos resultados preliminares"; afirmó en un comunicado de prensa emitido por la universidad Maja Mataric, profesora del Laboratorio de interacción de la USC. "Creo que los SAR tienen un papel que desempeñar en ayudar a las familias, tanto a los niños afectados como a sus padres y hermanos".

El estudio inicial, sobre el que se informó en la Conferencia sobre diseño de interacción para niños con necesidades especiales de junio en Chicago, emparejó a un niño que padecía un TEA con un robot con ruedas que lanzaba burbujas y que operaba automáticamente o cuando el niño presionaba un botón.

"Encontramos que la conducta del robot afecta la conducta social del niño (tanto la interacción entre humanos como la interacción entre humano y robot), pues la conducta social con un robot contingente era mayor que con un robot al azar", afirmaba el informe.

"En general, cuando el robot actuaba contingentemente, el niño era más sociable", escribieron los autores.

Otras dos presentaciones (una en el Simposio internacional de robótica experimental de Atenas, Grecia, en julio, y la otra en el Taller internacional de comunicación interactiva de robots y humanos de los eventos de la IEEE), discuten estos resultados y los esfuerzos por hacer de los robots herramientas flexibles y útiles en la terapia de los TEA.

Más información

La Autism Society of America tiene más información sobre el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: University of Southern California, news release, July 22, 2008

--

Last Updated: