Las náuseas matutinas graves se vinculan con un riesgo de autismo en los niños

In English

JUEVES, 3 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Muchas mujeres embarazadas sufren de náuseas matutinas al principio del embarazo. Pero un estudio reciente sugiere que una pequeña minoría que sufren una forma más grave de la afección podrían tener unas probabilidades más altas de tener un hijo con autismo.

La forma de náuseas matutinas en cuestión se conoce como hiperémesis gravídica, y ocurre en menos de un 5 por ciento de los embarazos, explicó un equipo de Kaiser Permanente del Sur de California. Las mujeres con la afección tienen unas náuseas intensas y vomitan la comida y los fluidos, lo que puede conducir a la deshidratación y a una mala nutrición durante el embarazo.

El nuevo estudio, que contó con los datos de casi 500,000 mujeres embarazadas y sus hijos nacidos entre 1991 y 2014, "sugiere que los niños que nacen de mujeres con hiperémesis podrían tener un mayor riesgo de autismo", indicó el autor principal, el Dr. Darios Getahun, que trabaja en el departamento de investigación y evaluación de Kaiser.

El estudio no pudo probar causalidad, pero encontró un aumento del 53 por ciento en el riesgo de que un niño fuera diagnosticado con un trastorno del espectro autista si su madre había sufrido de hiperémesis gravídica.

El estudio tuvo un aspecto positivo, aseguró Getahun. "Conocer esta asociación podría crear la oportunidad para un diagnóstico y una intervención más tempranos en los niños en riesgo de autismo".

Mientras más pronto experimentaban las mujeres unas náuseas matutinas graves, más fuerte fue el vínculo con el autismo. El equipo de Getahun encontró que la hiperémesis gravídica en el primer y el segundo trimestres se vinculaba con un riesgo de autismo en los hijos, pero no cuando se diagnosticó en el tercer trimestre.

Las chicas eran más propensas a desarrollar autismo que los chicos si sus madres tenían unas náuseas matutinas graves, indicaron los hallazgos.

Los investigadores también descartaron la posibilidad de que los medicamentos usados para tratar la hiperémesis gravídica provocaran el aumento en el riesgo de autismo.

¿Cuál podría ser el vínculo? Según los autores del estudio, las mujeres con náuseas matutinas graves a veces se desnutren, y los nuevos hallazgos encajan con la teoría de que la mala nutrición durante el embarazo es un factor que contribuye al autismo.

La Dra. Jennifer Wu es obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al revisar los nuevos hallazgos, anotó que muchas mujeres con hiperémesis "requieren intervenciones y hospitalización, así que quizá se necesiten unas intervenciones más agresivas para mejorar la nutrición".

Y tras el nacimiento, "los hijos de las pacientes con hiperémesis necesitarán una observación cercana de las señales del trastorno del espectro autista, y las intervenciones tempranas serán esenciales para ellos", añadió Wu.

El informe aparece en la edición en línea del 3 de octubre de la revista American Journal of Perinatology.

Más información

Para más información sobre el autismo, visite el Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Jennifer Wu, M.D., obstetrician/gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Kaiser Permanente, news release, Oct. 3, 2019

--

Last Updated: