Se está diagnosticando autismo a un mayor número de niños de EE. UU.

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 26 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Las tasas de autismo siguen en aumento en Estados Unidos.

Actualmente, se cree que más o menos un 1.7 por ciento de los niño (uno de cada 59) tienen un trastorno del espectro autista, un aumento respecto a una tasa estimada del 1.5 por ciento en 2016, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los CDC dijeron el jueves que parte del aumento proviene de una mejor identificación de los casos de autismo en las poblaciones minoritarias.

"La prevalencia del autismo de los niños negros e hispanos se está acercando a la de los niños blancos", comentó el Dr. Stuart Shapira, director asociado de ciencias en el Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDC.

"La gran cantidad de niños negros e hispanos que son ahora identificados con autismo podría deberse a unos mejores esfuerzos de alcance en las comunidades minoritarias, y a un aumento en los esfuerzos por evaluar el autismo en todos los niños para que puedan recibir los servicios que necesitan", añadió en un comunicado de prensa de la agencia.

El autismo es un trastorno del desarrollo caracterizado por conductas repetitivas, y por problemas con las habilidades sociales y la comunicación.

Pero los expertos en el autismo señalaron que una mejor detección no es la única responsable del aumento continuo en las tasas de autismo.

"Estamos observando un aumento, y creo que es un aumento significativo", dijo Thomas Frazier, director científico de Autism Speaks, una organización de defensoría del autismo. "No creo que este aumento se pueda explicar del todo mediante" el cierre de las lagunas de disparidad.

Los estimados de monitorización de los CDC se basan en observaciones de 11 comunidades en Arizona, Arkansas, Colorado, Georgia, Maryland, Minnesota, Missouri, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Tennessee y Wisconsin. Los investigadores observaron a más de 325,000 niños que tenían 8 años de edad en 2014.

En general, encontraron que más o menos uno de cada 59 de esos niños de 8 años había sido diagnosticado con autismo en 2014, un aumento respecto a uno de cada 68 en 2012.

El nuevo estimado significa que las tasas de autismo se han multiplicado por más de dos desde 2000, informaron los investigadores.

Los estimados de autismo variaron ampliamente entre las 11 comunidades del nuevo informe, aunque cinco reportaron estimados similares de entre un 1.3 y un 1.4 por ciento. El mayor estimado, de un 2.9 por ciento, provino de una comunidad en Nueva Jersey.

Los hallazgos fueron publicados en la edición del 27 de abril de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

El informe muestra que los médicos están haciendo un mejor trabajo a la hora de detectar el autismo, dijo Frazier.

"Sin duda, estamos observando una reducción de las disparidades. Ahora, las tasas de detección de los niños blancos son similares a las de los niños afroamericanos", dijo Frazier. "Sigue habiendo un poco de discrepancia respecto a los niños hispanos, pero al menos esas disparidades se están cerrando".

Pero Frazier cree que otros factores están incidiendo.

"Sin duda necesitamos más investigación sobre qué está fomentando este aumento en la prevalencia", añadió.

Los investigadores dijeron que no pueden explicar por qué las tasas de autismo han estado aumentando a lo largo y ancho de Estados Unidos. Los factores asociados con un riesgo más alto de autismo incluyen tener padres mayores de 30 años, una enfermedad materna durante el embarazo, las mutaciones genéticas, nacer antes de las 37 semanas de gestación, y los nacimientos múltiples.

Según Walter Zahorodny, profesor asociado de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, "estas son verdaderas influencias que ejercen un efecto, pero no son suficientes para explicar la alta tasa de prevalencia del autismo". Zahorodny dirigió la parte del estudio llevada a cabo en Nueva Jersey.

"Todavía hay riesgos ambientales sin definir que contribuyen a este aumento significativo factores que podrían afectar a un niño en su desarrollo en el útero o relacionarse con complicaciones del nacimiento o del periodo neonatal. Necesitamos más investigación sobre los desencadenantes no genéticos del autismo", planteó Zahorodny en un comunicado de prensa de la Rutgers.

Frazier añadió que le preocupan los hallazgos en el informe que muestran que el autismo no se está detectando suficientemente pronto en muchos niños.

Más o menos un 40 por ciento de los niños en el estudio no recibieron su primer diagnóstico de autismo hasta que tenían más de 4 años, aunque la mayoría ya habían mostrado algunas señales del trastorno, encontró el informe.

Para cuando cumplieron los 3 años de edad, se habían anotado problemas con el desarrollo en los expedientes de salud de alrededor de un 85 por ciento de los niños con autismo, encontraron los investigadores. A pesar de esto, apenas un 42 por ciento habían recibido una evaluación del desarrollo a esa edad.

"Todavía debemos hacer un trabajo mucho mejor respecto a la identificación temprana", planteó Frazier. "Se están identificando a demasiados niños tras los 4 años. Estamos hablando de perder meses, si no años, de intervención temprana. Deberíamos estar identificando a los niños más cerca de los 2 años".

El informe también indicó una necesidad de mejores programas para ayudar a los niños autistas con un funcionamiento bajo, comentó Alison Singer, presidenta y cofundadora de la Autism Science Foundation.

"Es importante anotar que un tercio de los niños identificados con autismo también tenían una discapacidad intelectual", dijo Singer. "Se trata de los niños que no vemos en los programas de televisión, ni defendiéndose en Washington. Debemos asegurarnos de usar los nuevos datos para crear programas y servicios que sirvan a las necesidades de este segmento de la población autista".

Más información

Para más información sobre los trastornos del espectro autista, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Thomas Frazier, Ph.D., chief science officer, Autism Speaks; Alison Singer, president and co-founder, Autism Science Foundation; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, statement, April 26, 2018; April 27, 2018, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: