Vinculan la exposición de las mujeres a solventes en el trabajo al autismo en los niños

In English

JUEVES, 27 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Los niños nacidos de madres que se exponen con frecuencia a sustancias solventes en el lugar de trabajo parecen tener un mayor riesgo de autismo, encuentra un estudio reciente.

El estudio de casi 1,000 familias no puede probar causalidad, pero los investigadores informan que las madres de niños autistas tuvieron una exposición más frecuente a los solventes que las madres de niños sin autismo. En general, las madres expuestas a solventes eran 1.5 veces más propensas a tener un hijo con autismo.

La exposición a otras sustancias en el lugar de trabajo no pareció tener ningún efecto en el riesgo de autismo de los hijos, encontró el estudio.

"Los resultados [del estudio] son coherentes con informes anteriores que han identificado a los solventes como un factor de riesgo potencial de [los trastornos del espectro autista]", señaló un equipo dirigido por Erin McCanlies, del Laboratorio de Efectos de Salud del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de EE. UU.

Un experto en el autismo que no participó en el estudio dijo que sí da en qué pensar.

"El hecho de que hubiera una asociación floja entre los solventes y los trastornos del espectro autista es preocupante, y no se debe desestimar", comentó el Dr. Andrew Adesman, director de psiquiatría infantil y adolescente del Centro Médico Pediátrico Cohen, en New Hyde Park, Nueva York.

Pero le estresa que la asociación no alcanzara la significación estadística "cuando se realizaron los ajustes necesarios para este análisis".

Por otro lado, el tamaño de la muestra fue relativamente pequeño, de forma que una población de mayor tamaño podría revelar una conexión más firme, dijo Adesman.

En el estudio, el equipo de McCanlies analizó la información personal, de salud y de antecedentes laborales de los padres de 537 niños con autismo, además de los padres de 414 niños sin la afección.

Esto incluyó examinar la exposición de 750 mamás y 891 papás a 16 sustancias del lugar de trabajo, o a otras sustancias vinculadas con anomalías neurológicas y/o congénitas desde los tres meses previos al embarazo hasta el nacimiento del niño.

Los agentes incluían medicamentos, metales, pesticidas, anestésicos, asfalto, líquido de frenos, plásticos y polímeros, radiación, limpiadores/desinfectantes y solventes como las pinturas, los desengrasantes y otros compuestos.

Las mamás de los niños autistas presentaban una exposición más frecuente a los solventes que las mamás de niños sin autismo. La exposición a largo plazo a niveles moderados de solventes en el trabajo de las mujeres se asoció con un riesgo de casi el doble de tener un hijo con autismo, anotó el equipo.

La exposición entre las mamás y los papás a otros agentes en el lugar de trabajo no se asoció con un aumento en el riesgo de tener un hijo con autismo, ni siquiera cuando se combinaron las exposiciones de ambos progenitores, según el estudio. Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 27 de junio de la revista Occupational & Environmental Medicine.

Los solventes se pueden absorber a través de la piel y de los pulmones, y muchos permanecen en el cuerpo, incluso en el cerebro, explicaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

El Dr. Kenneth Spaeth es jefe de medicina ocupacional y ambiental en Northwell Health en Great Neck, Nueva York. Al revisar el nuevo estudio, dijo que "añade una información importante a la literatura científica sobre el rol potencial de los factores de riesgo ambientales en los trastornos del espectro autista".

"Aunque es bien sabido que muchos de estos solventes dañan al cerebro y al sistema nervioso, no se ha determinado el mecanismo preciso del motivo de que la exposición parental pudiera resultar en un trastorno del espectro autista", añadió Spaeth.

Dijo que se necesita más investigación, pero mientras tanto "quizá sea adecuado que los futuros padres y las empresas que manejan esos solventes tengan cuidado cuando estén cerca de esas sustancias".

Los datos recientes sugieren que 1 de cada 68 niños de Estados Unidos tiene autismo.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el autismo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Andrew Adesman, M.D., chief, developmental and behavioral pediatrics, Cohen Children's Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Kenneth Spaeth, M.D., chief, occupational and environmental medicine, Northwell Health, Great Neck, N.Y.; Occupational & Environmental Medicine, news release, June 27, 2019

--

Last Updated: