El daño cerebral de las conmociones sigue siendo evidente un año más tarde

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 16 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- El daño de las conmociones podría persistir durante todo un año después de que un deportista vuelva a jugar, informan unos investigadores canadienses.

"La recuperación del cerebro tras una conmoción podría ser un proceso más complejo y largo de lo que pensábamos originalmente", advirtió el investigador principal, Nathan Churchill, asociado de investigación del Programa de Investigación en Neurociencias del Hospital St. Michael's, en Toronto.

Tras una conmoción, dijo que los médicos por lo general autorizan a los deportistas a jugar cuando los síntomas desaparecen. Pero este nuevo estudio, que usó una serie de IRM, sugiere que un daño cerebral sutil podría persistir incluso cuando los síntomas como el dolor de cabeza y los problemas para concentrarse mejoran.

"Estos hallazgos plantean la pregunta de en qué momento el cerebro vuelve a la normalidad, si es que vuelve, y si esos cambios cerebrales se traducen en un peor resultado si los deportistas sufren otra conmoción antes de que la recuperación sea completa", señaló Churchill.

En el estudio, él y sus colaboradores recolectaron datos sobre 24 deportistas universitarios que sufrieron conmociones, y 122 que no. Ambos sexos se representaron por igual, y sus deportes incluían al vóleibol, el hockey, el fútbol, el fútbol americano, el rugby, el básquetbol, el lacrosse y el polo acuático.

Los participantes con conmociones recibieron IRM del cerebro justo después de su lesión y de nuevo cuando volvieron a jugar. También recibieron un escáner un año más tarde. Los deportistas sin conmociones recibieron un escáner cerebral al principio de sus temporadas.

El equipo de Churchill encontró que los jugadores que sufrieron conmociones presentaban señales de lesión cerebral cuando volvieron a jugar y un año más tarde. Hubo una reducción significativa en el flujo sanguíneo al cerebro, tanto cuando los deportistas volvieron a jugar como un año después. Ambos escáneres también notaron señales de inflamación en el cerebro.

A pesar de esos hallazgos, la actividad cerebral y la conectividad entre las células del cerebro habían vuelto a la normalidad después de un año, señalaron los investigadores. El nivel de lesión cerebral dependió de la gravedad de los síntomas justo después de la conmoción, y de cuánto tiempo pasó el deportista sin jugar.

Los hallazgos sugieren que distintas áreas del cerebro podrían tardar más en recuperarse de una lesión en la cabeza. Pero el significado de ese daño cerebral residual aún está por verse, apuntó un experto.

El Dr. John Kuluz es director de lesiones cerebrales traumáticas y neurorrehabilitación del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. Revisó el estudio, y dijo que no está seguro de si ese daño es significativo o de si tiene algún rol en la capacidad del deportista de volver al juego.

"No está claro si ver esos cambios sin síntomas hace mucha diferencia en términos de la recuperación del jugador", comentó Kuluz. "Como profesional clínico, siempre me enseñaron que cuando se estudia una radiografía, una TAC o una IRM, se trata el paciente, no al escáner".

Se necesita mucha más investigación para ver qué tan relevantes son esos cambios en el cerebro, dijo.

"No está listo para el uso clínico, y nadie debería llevar a su hijo o deportista a hacerse una de esas IRM para averiguar cómo gestionar una conmoción o qué tan mala es y cuándo se recuperará", añadió Kuluz.

El informe aparece en la edición en línea del 16 de octubre de la revista Neurology.

Más información

Para más información sobre las conmociones, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Nathan Churchill, Ph.D., research associate, Neuroscience Research Program, St. Michael's Hospital, Toronto; John Kuluz, M.D., director, traumatic brain injury and neurorehabilitation, Nicklaus Children's Hospital, Miami; Oct. 16, 2019, Neurology, online

Last Updated: