El examen de cabecera del médico supera al escáner después de una cirugía del cerebro

Los médicos vencen a la TC en la detección de la necesidad de otra operación, muestra una investigación

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 28 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Quizá se asuma que los resultados de una tomografía computarizada (TC) de alta tecnología para detectar complicaciones después de una cirugía cerebral son más confiables que los hallazgos de un médico durante un examen, pero un estudio reciente sugiere que los escáneres podrían ser un desperdicio de dinero.

"El examen neurológico de bajo costo, sencillo pero pulcro parece superar a la TC de rutina en cuanto a determinar la necesidad de pasar de nuevo por quirófano", señalaron los investigadores del Sistema de Salud de la Universidad de Loyola en la edición en línea del 18 de diciembre de la revista Journal of Neurosurgery.

Los pacientes se someten por lo general a una TC después de la cirugía a cerebro abierto, explicaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad, pero los médicos difieren en cuanto a la rapidez con que la ordenan. Los escáneres cuestan cientos de dólares y conllevan el uso de "personal múltiple de varias especialidades así como enfermeras que deben dejar sus responsabilidades en otra unidad", escribieron los autores. "Estos escáneres a menudo interfieren con la eficiencia del flujo de trabajo del departamento de radiología".

En su estudio, los investigadores analizaron los expedientes médicos de 251 pacientes que se sometieron a TC en un plazo de 24 horas después de la cirugía. Los escáneres no mostraron quiénes tendrían que volver al quirófano. Pero a través de exámenes, los médicos detectaron problemas graves en diez casos que ameritaban TC urgentes; tres de los pacientes debían volver a quirófano.

Los investigadores sugieren que los médicos podrían desarrollar un falso sentido de seguridad al mirar resultados de TC normales y por tanto fallan en monitorizar a los pacientes de manera frecuente.

Más información

Más información sobre las TC en la Radiological Society of North America.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTE: Loyola University Health System, news release, Dec. 18, 2009

--

Last Updated: