El lenguaje de bebé, esos sonidos inocentes conllevan un impacto real

Un estudio sugiere que ayuda al desarrollo del lenguaje

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 12 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Si alguna vez se sintió ridículo usando lenguaje de bebé con su hijo, relájese. Una investigación sugiere que le da a su hijo exactamente lo que necesita para comenzar a desarrollar habilidades de lenguaje y para que se apegue a usted cada vez que le dice "cuchi cuchi".

El estudio fue diseñado por investigadores japoneses que examinaron cómo respondían los recién nacidos al habla dirigida a los adultos (ADS, por su sigla en inglés) y al habla dirigida a los bebés (IDS) y encontraron que el área frontal de los cerebros de los bebés se volvía más activa en respuesta al "lenguaje de bebé".

"Cuando los recién nacidos escuchaban IDS en lugar de ADS, (el resultado era un aumento en la oxigenación) en el área frontal del cerebro", apuntó Yuri Saito, autora principal del estudio, de la Universidad de Hiroshima. "Este resultado sugiere que el tono emocional de esas articulaciones maternas podría tener que ver con la activación de los cerebros de los neonatos para que presten atención a éstos, incluso mientras duermen".

Los investigadores estudiaron a 20 recién nacidos de 2 a 9 días de nacidos y edad promedio de 4.4 días. Su edad gestacional promedio fue de 38.9 semanas, poco menos de las 40 semanas consideradas como óptimas para el embarazo. Todos los bebés parecían normales y saludables y tenían audición normal.

Se colocaron dos sensores a cada lado de la frente de los bebés para medir la oxigenación de la sangre que se dirigía al área frontal del cerebro. El dispositivo utilizado para evaluar el cerebro de los bebés se conoce como espectroscopia infrarroja cercana.

En cuanto el recién nacido estaba dormido, se pedía a las madres que leyeran una escena de Caperucita Roja en japonés a su bebé (en lenguaje de bebé) o a un adulto. Los investigadores grabaron a las madres mientras leían. Entonces, se reprodujeron las grabaciones a los bebés mientras se registraba su oxigenación cerebral.

Saito señaló que el motivo principal por el que los investigadores evaluaron a los bebés mientras dormían era asegurar que los científicos no registraran una oxigenación en el cerebro debida a estímulos visuales.

Cuando los investigadores compararon los niveles de oxigenación cuando los bebés resultaban expuestos al lenguaje de bebé frente al habla adulta, encontraron que el lenguaje de bebé aumentaba la oxigenación de la sangre en el área frontal del cerebro. Las concentraciones de hemoglobina oxigenada aumentaron en promedio 0.25 milimoles por litro (mmol/l), mientras que esas concentraciones disminuyeron un promedio de 0.23 mmol/l cuando los bebés escuchaban a sus madres leyéndoles a un adulto.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de marzo de Archives of Disease in Childhood.

La Dra. Marilyn Augustyn, profesora asociada de pediatría y pediatra de desarrollo conductual del Centro médico de Boston y de la Escuela de medicina de Boston, escribió un editorial acompañante en la misma edición de la revista. Apuntó que, aunque la investigación era "pequeña y preliminar, es un estudio convincente y bien hecho que ofrece evidencia fisiológica para lo que hemos sabido clínicamente".

Saito afirmó que los bebés responden tan bien al lenguaje de bebé que "forman un enlace al reconocer a una persona que los quiere. Además, como el IDS es fácil de escuchar, promueve el desarrollo del lenguaje".

Augustyn señaló que el mensaje final de este estudio es que los padres necesitan saber que "hablar con los bebés es importante. Los bebés escuchan. Lo importante es que escuchen su voz, no necesariamente el contenido de lo que usted dice".

Apuntó que podría simplemente hablarle al bebé sobre las actividades cotidianas, como "ahora te estoy cambiando el pañal". Pero cuando se hace en lenguaje de bebé, es algo a lo que el bebé responderá y que lo ayudará a comenzar a desarrollar sus habilidades de lenguaje.

Más información

Para más información sobre cómo comunicarse con los bebés, visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Yuri Saito, Hiroshima University, Japan; Marilyn Augustyn, M.D., associate professor, pediatrics and developmental behavioral pediatrician, Boston Medical Center and Boston University School of Medicine; March 2007 Archives of Diseases in Childhood

Last Updated: