Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo del síndrome de muerte súbita entre los bebés prematuros

Un estudio halla que la exposición fetal al humo de cigarrillo parece retrasar la recuperación de los bebés de las pausas respiratorias

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 29 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente sugiere que los bebés prematuros de madres que fumaron durante el embarazo podrían estar en mayor riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) que los bebés prematuros de madre no fumadoras.

El estudio canadiense es el primero en comparar los reflejos respiratorios de los bebés prematuros de madres fumadoras y no fumadoras. Los investigadores hallaron que estos bebés tan pequeños eran más propensos a recuperarse más lentamente de las pausas respiratorias si la madre había fumado durante el embarazo.

"Nuestro estudio muestra que los bebés prematuros experimentan retrasos en la recuperación o se recuperan de manera incompleta de las pausas respiratorias", señaló en un comunicado de prensa de la American Thoracic Society el autor del estudio y neonatólogo, el Dr. Shabih Hasan, profesor de pediatría de la Universidad de Calgary. "Esto tiene claras implicaciones en el riesgo de SMSL".

En el estudio, publicado en la primera edición de septiembre de la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, participaron 22 bebés que nacieron de manera espontánea entre las 28 y 32 semanas de gestación. Doce de los bebés tenían madres que fumaban cinco o más cigarrillos diarios, mientras que las madres de los diez bebés restantes no fumaron durante su embarazo. El equipo evaluó factores tales como la tasa respiratoria de los bebés, las interrupciones en la respiración, el tiempo de recuperación de la respiración, la saturación de oxígeno en la sangre y la frecuencia cardiaca.

Aunque el equipo no encontró diferencias entre los dos grupos en términos de tasas respiratorias y el número de pausas respiratorias, los bebés de madres fumadoras mostraron incrementos en la frecuencia cardiaca durante un periodo corto de disminución del oxígeno. Los bebés de madres no fumadores no mostraron ese cambio, lo que indica que estaban menos estresados cuando se redujeron los niveles de oxígeno. Los bebés de madres que habían fumado durante el embarazo también tardaron más en recuperarse de los niveles reducidos de oxígeno en sangre que los bebés de madres no fumadoras.

Además del riesgo de SMSL, "la incapacidad o la recuperación retrasada de episodios repetidos de bajos niveles de oxígeno puede también perjudicar al desarrollo del cerebro", advirtió Hasan. "Cada vez hay más evidencia de que los bebés expuestos al humo de cigarrillo prenatal están en alto riesgo de trastornos del desarrollo y del comportamiento".

Hasan destacó que los hallazgos podrían ayudar a los médicos y a los padres a identificar mejor a los bebés prematuros en alto riesgo de SMSL, de modo que puedan ser vigilados más de cerca en casa.

Más información

Encontrará más información sobre el SMSL en la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: American Thoracic Society, news release, Aug. 29, 2008

--

Last Updated: