La ciencia del gusto musical

Un estudio encuentra que los arreglos armónicos y los patrones rítmicos atraen o repelen a los oyentes

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 21 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- Dos nuevos estudios que buscaban formas objetivas de comprender el gusto musical revelan que los arreglos armónicos y los patrones rítmicos son dos características críticas que atraen o repelen a los oyentes.

El primer estudio proviene de la Universidad de Minnesota y aparece en la edición del 20 de mayo de la revista Current Biology. Encontró que los acordes musicales que son más atractivos para los oídos estadounidenses son aquellos en que las secuencias de notas escuchadas se relacionan entre sí con armonía.

Un segundo estudio de origen brasileño que aparece en la edición del 20 de mayo de la revista New Journal of Physics reveló que las personas son atraídas por ciertos patrones rítmicos y tienden a buscar canciones que tengan duraciones y ordenaciones rítmicas similares, independientemente de si dichas canciones provienen de lo que por lo general se consideraría como un género musical distinto.

El estudio estadounidense examinó las preferencias de más de 250 estudiantes universitarios mientras manipulaban los patrones de armonía y frecuencia de la música que escuchaban.

Encontraron que las personas, al menos en el caso de los gustos musicales occidentales, tendían a favorecer canciones con frecuencias armonizadas porque compartían raíces fundamentalmente similares.

"Esto sugiere que los occidentales aprenden a preferir el sonido de las frecuencias armónicas debido a su importancia en la música occidental", apuntó en un comunicado de prensa del editor de la revista el autor del estudio Josh McDermott, quien trabajaba en la Universidad de Minnesota cuando se llevó a cabo la investigación. Sin embargo, enfatizó que las personas de distintas regiones podrían inclinarse hacia preferir otros tipos de cualidades armónicas, y anotó que "los intervalos y acordes que son disonantes según los estándares occidentales son bastante comunes en algunas culturas".

"La diversidad es la regla y no la excepción", añadió.

Los investigadores brasileños analizaron cien canciones de cada uno de cuatro géneros musicales: rock, blues, bossa nova y reggae, en búsqueda de las secuencias rítmicas más representativas.

En cuanto se identificaron dichas secuencias, los autores encontraron que podían clasificar todas las canciones mediante estos patrones rítmicos distintivos.

Sugirieron que un método de clasificación de esas características llega más directamente al núcleo de cómo las personas escuchan realmente las canciones, y de cómo eligen las que les gustan, que la técnica tradicional de clasificar las canciones en una categoría u otra (por ejemplo, jazz o rock).

Ahora, el equipo brasileño espera observar otras características de la música, como la intensidad de los ritmos musicales, para ver de qué otra forma pueden mejorar la manera en que las canciones se clasifican en términos de las preferencias de los oyentes.

Más información

Para más información sobre la ciencia del gusto musical, visite The Dana Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Current Biology and New Journal of Physics, news release, May 20, 2010

--

Last Updated: