Un bloqueador beta mantiene a raya los sentimientos relacionados con los malos recuerdos

El propanolol borra los efectos fisiológicos de los traumas, según encuentra un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

DOMINGO, 15 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Imagínese poder desacoplar de los malos recuerdos el miedo y la ansiedad que producen con una simple pastilla.

Esa es la promesa de un nuevo informe de investigadores holandeses que aparece en la edición avanzada en línea del 15 de febrero de la revista Nature Neuroscience.

Merel Kindt y sus colegas usaron un bloqueador beta llamado propanolol (Inderal) para borrar, al menos a corto plazo, la respuesta de miedo inducida por recuerdos dolorosos inducidos en el laboratorio en seres humanos.

Tales hallazgos podrían un día ayudar a los individuos que sufren de trastornos patológicos de ansiedad de los molestos efectos fisiológicos de sus temores. Sin embargo quedan muchas preguntas, señalaron los expertos, sobre la permanencia del efecto y si puede afectar recuerdos traumáticos posiblemente con decenas de años de antigüedad.

"Creo que es un estudio muy interesante y emocionante", afirmó Jane Taylor, profesora de psiquiatría de la Universidad de Yale, que estudia la reconsolidación de la memoria en ratas. "Será interesante saber cuánto dura este efecto y si solo funciona en recuerdos recién consolidados".

Mark Bouton, profesor de psicología de la Universidad de Vermont, hizo eco de la opinión. "Este estudio es un paso sólido hacia nuestra comprensión de cómo reducir el miedo", apuntó. "La gran pregunta es si este tratamiento reducirá todas las formas de reincidencia, incluso el retorno del miedo que puede ocurrir con el paso del tiempo".

La memoria humana con frecuencia se compara con el almacenamiento en computadoras. Algunos recuerdos existen en una especie de memoria RAM neurológica instantánea, mientras que otras se almacenan a largo plazo en el disco duro del cerebro. La analogía funciona hasta cierto punto, pero no es perfecta, pues resulta bastante difícil borrar permanentemente los archivos de los bancos de memoria del cerebro.

"Los recuerdos con contenido de miedo pueden ser sorprendentemente resistentes", explicó Bouton.

Para intentar romper por lo menos el efecto fisiológico de tales temores en los individuos, Kindt indujo un tipo de respuesta pavloviana de temor en 60 estudiantes de la Universidad de Ámsterdam.

El estudio duró tres días. El primer día, los sujetos aprendieron a asociar imágenes de arañas con un leve choque eléctrico. Se midió el miedo evaluando la respuesta de sorpresa de cada individuo, es decir, qué tanto parpadeaban los ojos en respuesta al estímulo. Entonces, se consolidaba el recuerdo del temor, como si se escribiera en el disco duro.

Al día siguiente, se podía tener el recuerdo, pero sólo después de que los sujetos habían recibido un placebo o propanolol. Bouton explicó que la idea es que en ese momento el recuerdo se "abre a la modificación", igual que un archivo de computadora que puede ser cambiado y luego rescrito en el disco duro.

Ya se había demostrado que el propanolol afecta la reconsolidación de la memoria en roedores. La pregunta era si tendría el mismo efecto en seres humanos. La respuesta llegó al tercer día, cuando se volvió a evaluar a los sujetos. La respuesta fisiológica de la pista que inducía miedo, las imágenes de arañas, se eliminó en el grupo de propanolol, pero no en el de placebo, encontró Kindt.

"En principio", dijo Bouton, "este es un paso hacia encontrar un tratamiento clínico para las personas que tienen miedos patológicos".

De hecho, los autores señalaron que sus hallazgos "coinciden con los de un estudio preliminar reciente de pacientes de trastorno por estrés postraumático en que el propanolol posterior al recuerdo parecía reducir la respuesta fisiológica subsiguiente a la memoria traumática".

Pero aún hay mucho que no se sabe. Por ejemplo, la investigación actual duró un tiempo muy corto. Aunque parecía que el recuerdo se borraba al tercer día, ¿seguiría siendo así un mes más tarde? Tampoco está claro qué tan eficaz será el propanolol contra recuerdos a mayor plazo, como las recuerdos infantiles traumáticos que persisten en la adultez.

Además, las recuerdos experimentales no resultaron exactamente eliminados en este estudio, señaló Taylor. Los sujetos tratados con propanolol ya no se estremecían en reacción al estímulo, pero sabían que deberían hacerlo. Taylor sugirió que eso podría limitar la utilidad clínica del propanolol.

"La respuesta fisiológica no es el único componente del miedo", aclaró Taylor, "se trata de lo que uno piensa y cómo se afecta la conducta".

Más información

Para más información sobre los trastornos de ansiedad, visite el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Jane Taylor, Ph.D., professor, psychiatry, Yale University, New Haven, Conn.; Mark Bouton, Ph.D., professor, psychology, University of Vermont; Feb. 15, 2008, Nature Neuroscience, online

Last Updated: