Un estudio encuentra que la risa es realmente contagiosa

Los sonidos positivos desencadenan respuestas en el cerebro que nos ayudan en la interacción social

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 14 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- La risa es contagiosa y científicos del R.U. afirman haber identificado cómo puede el cerebro "infectarse" de alegría.

Investigadores de Colegio Universitario de Londres (UCL) encontraron que escuchar risas y otros sonidos positivos desencadena una respuesta en el área del cerebro que se activa cuando sonreímos.

"Parece que es absolutamente verdad eso de 'ríe y el mundo entero reirá contigo'", afirmó en una declaración preparada la Dra. Sophie Scott, del Instituto de neurociencias cognitivas del UCL.

"Durante algún tiempo hemos sabido que cuando hablamos con alguien, con frecuencia reflejamos su conducta, copiando las palabras que usa e imitando sus gestos. Ahora hemos mostrado que lo mismo aplica a la risa, por lo menos a nivel cerebral".

Para este estudio, los investigadores reprodujeron una serie de sonidos a unos voluntarios mientras usaban una IRM funcional para observar sus respuestas cerebrales. Entre los sonidos había algunos positivos como la risa o el vitoreo y otros negativos como de arcadas o gritos.

Todos los sonidos desencadenaron una respuesta en la región cortical premotora, que prepara los músculos faciales para responder apropiadamente. Sin embargo, la respuesta fue mayor cuando los voluntarios escucharon sonidos positivos, lo que sugiere que son más contagiosos que los sonidos negativos.

El estudio se publicó el 12 de diciembre en el Journal of Neuroscience.

"En general encontramos emociones positivas, como la risa o el vitoreo, en situaciones grupales, ya sea viendo una comedia con la familia o un juego de fútbol con los amigos", apuntó Scott.

"Esta respuesta en el cerebro, que nos prepara automáticamente para sonreír o reír, ofrece una manera de reflejar la conducta de los demás, algo que nos ayuda a interactuar socialmente. Podría desempeñar un importante papel en la formación de lazos fuertes entre los individuos de un grupo".

Más información

Neuroscience for Kids tiene más información sobre la risa y el cerebro.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Wellcome Trust, news release, Dec. 12, 2006

--

Last Updated: