Uno de cada 14 niños sufre una lesión en la cabeza, informan los CDC

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES, 9 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- En vista de las noticias sobre los devastadores efectos de las lesiones en la cabeza de los jugadores profesionales de fútbol americano, los padres se preguntan si sus mini deportistas también están en riesgo.

Y es muy probable que algunos lo estén, sugiere una investigación reciente.

Más o menos un 7 por ciento de los niños y adolescentes de 3 a 17 años de edad han experimentado una lesión en la cabeza, según las autoridades de la salud de EE. UU.

Los hallazgos forman parte de un informe sobre las lesiones en la cabeza de los menores publicado el 9 de febrero por los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Un número mayor de chicos (un 8 por ciento) que de chicas (un 6 por ciento) han sufrido una lesión significativa en la cabeza, según los datos. Y mientras más edad tenían los jóvenes, más probable era que hubieran sufrido una de esas lesiones. Casi un 12 por ciento de los menores de 15 a 17 años habían tenido una lesión significativa en la cabeza, mostraron los hallazgos.

Esto "sugiere que a medida que más niños y adolescentes participan en deportes y otras actividades, el riesgo de una lesión en la cabeza aumenta", comentó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Dijo que la buena noticia es que la mayoría de los menores con una conmoción mejoran en un plazo de dos semanas. Todavía no se sabe si esas lesiones tienen efectos a largo plazo.

El informe de los CDC incluyó datos de una encuesta nacionalmente representativa realizada en 2016. Se preguntó a los padres si sus hijos habían sufrido en algún momento una conmoción u otra lesión significativa en la cabeza.

Pero el término "lesión significativa en la cabeza" en realidad no describe qué ha ocurrido de forma precisa, señaló el Dr. Karl Klamar, especialista en medicina física y rehabilitación en el Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio. Esas lesiones, dijo, son formas de lesión cerebral traumática leve.

"Eufemismos como 'ver las estrellas' han restado importancia a la gravedad de esas lesiones", advirtió Klamar.

Anotó que la mayoría de esas lesiones ocurrieron mientras se practicaba algún deporte. Otras causas incluían accidentes de vehículos motores, caídas y, a medida que los menores crecían, altercados físicos.

Una nueva causa de lesiones en la cabeza, que podría prevenirse en gran medida es una caída provocada por caminar mientras se está distraído.

"Los jóvenes simplemente no prestan atención a lo que tienen enfrente", aseguró Glatter. "Están viendo sus teléfonos y chocan con postes de luz, ventanas y puertas".

El informe de los CDC encontró que los menores blancos y los hijos con padres que tienen una educación superior a la escuela secundaria son los más propensos a sufrir una lesión en la cabeza. Klamar dijo que esto probablemente se deba a que esos jóvenes tienen un mayor acceso a los deportes.

¿Qué sucede cuando un menor de menos de 17 años sufre una lesión en la cabeza?

"La variabilidad de los resultados es fenomenal", comentó Klamar. "Los niños y adolescentes experimentan síntomas durante unos minutos, unas pocas horas o unos pocos meses. Cada lesión es distinta".

La gravedad de la lesión tampoco siempre predice qué tan rápidamente alguien se recuperará de la misma, dijo.

Los síntomas a corto plazo pueden incluir dolores de cabeza, mareo, problemas con la concentración y la memoria, irritabilidad, ansiedad y depresión. Esos síntomas pueden afectar a la educación de un joven o a su capacidad de participar en la escuela, según Klamar.

"Todavía no somos muy buenos en términos de poder realizar predicciones sobre los efectos a largo plazo", dijo. "Pero sí parece que los golpes repetidos podrían ser más importantes".

Glatter se mostró de acuerdo. "No hay que sufrir una conmoción para que haya daño", advirtió.

Tampoco hay que sufrir un impacto en la cabeza para tener una conmoción o lesión cerebral, dijo. El contacto corporal puede transmitir la fuerza al cuello y a la cabeza, explicó.

Una posible buena noticia en los datos es que la mayoría de los jóvenes con una lesión en la cabeza, un 81 por ciento, solo sufrieron una lesión significativa en la cabeza.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a evitar las lesiones?

"En primer lugar, dígales que mantengan la cabeza en algo y que sepan qué sucede frente a ellos", sugirió Glatter.

Si sus hijos tienen un teléfono celular o tableta, asegúrese de que sean conscientes de la importancia de no utilizar esos dispositivos mientras caminan. "Deben concentrarse en su ambiente", dijo.

Ambos expertos dijeron que usar cascos en los deportes es esencial. Klamar enfatizó que siempre se debe usar un casco en los deportes tanto competitivos como recreacionales, por ejemplo, al patinar sobre hielo, andar en bicicleta o deslizarse en tobogán.

Klamar y Glatter también añadieron que los jóvenes deben usar un cinturón de seguridad en todo vehículo en movimiento, incluso en los taxis. Los niños más pequeños deben estar en asientos de coche o asientos de seguridad que sean adecuados para su edad y tamaño, planteó Klamar.

"Es probable que el tamaño sea el factor más importante", dijo Klamar. "Los niños deben medir al menos 48 pulgadas (122 centímetros) y pesar al menos 80 libras (36 kilos) antes de dejar de usar un asiento de seguridad".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos sobre cómo prevenir las lesiones de cabeza en niños y adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Karl Klamar, M.D., clinical assistant professor, physical medicine and rehabilitation, Nationwide Children's Hospital and Ohio State Wexner Medical Center, Columbus, Ohio; Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; National Center for Health Statistics Brief No. 302, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Feb. 9, 2018

Last Updated: