Esté atento a las conmociones en los deportistas jóvenes

In English

MARTES, 1 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Los deportes invernales juveniles están en su apogeo, y es importante que los entrenadores y los padres conozcan las señales de una conmoción cerebral, enfatiza una médica de medicina deportiva.

"Como una conmoción puede afectar al pensamiento, la persona que sufrió la lesión quizá no se dé cuenta de que hay un problema", señaló la Dra. Kathryn Gloyer, médica de medicina primaria del deporte en Penn State Health en State College, Pensilvania.

"Sea consciente de los síntomas de la conmoción para que pueda reconocer una lesión posible en usted mismo y en los demás, sobre todo en los deportistas jóvenes", aconsejó.

Los síntomas de una conmoción pueden aparecer de inmediato o días más tarde, y pueden incluir: mareo, confusión, problemas de equilibrio, cambios en el estado de ánimo o la personalidad, problemas para pensar con claridad, dolor de cabeza, vista borrosa, náuseas o vómitos, sensibilidad a los ruidos o la luz, y una incapacidad de recordar lo que sucedió antes o después de la lesión en la cabeza.

Busque atención médica de inmediato si la persona lesionada pierde la conciencia, tiene las pupilas desiguales en los ojos, sufre convulsiones o sus síntomas empeoran.

"Si sospecha que alguien tiene una conmoción, sobre todo un niño que no tiene suficiente edad para describir los síntomas, asegúrese de que acuda a un proveedor de atención de la salud", enfatizó Gloyer en un comunicado de prensa de la Penn State.

Para una conmoción leve, el tratamiento incluye descanso físico y mental.

"Deje que el cuerpo descanse de los deportes y otras actividades extenuantes, y permita al cerebro descansar al limitar la lectura y tareas similares", dijo Gloyer. "Una persona con una conmoción debería tener un descanso adecuado, y el cuidador debe estar atento a un empeoramiento de los síntomas".

Después de que un médico lo autorice, los deportistas deben volver a los deportes poco a poco, comenzando con una actividad leve y asumiendo un juego más intenso de forma gradual.

"Si un jugador vuelve a la actividad antes de que el cuerpo sane de una conmoción, una segunda lesión puede provocar síntomas prolongados o peores, o el síndrome del segundo impacto, una afección rara y potencialmente letal en que otra conmoción provoca una inflamación rápida y grave en el cerebro", añadió Gloyer.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre las conmociones en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Penn State Health, news release

--

Last Updated: