¿Cuándo pueden los niños volver a jugar tras una conmoción cerebral?

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 13 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Aunque los entrenadores y los padres están más alertas a la necesidad de atención de emergencia después de que sus jóvenes deportistas sufren una conmoción cerebral, muchos no se dan cuenta de cuánto tiempo pueden persistir los síntomas y otros efectos.

Un estudio en JAMA Pediatrics encontró que un 31 por ciento de las víctimas de conmociones tenían síntomas persistentes tras cuatro semanas, además de unas puntuaciones más bajas en la calidad de vida que los niños cuyos síntomas se habían resuelto. En algunos, una calidad de vida más baja seguía siendo un problema a las 12 semanas, incluso después de que los síntomas de la conmoción desaparecieran. E incluso los niños sin síntomas persistentes tenían unas puntuaciones de calidad de vida más bajas que las típicas.

Es importante que los jóvenes deportistas no vuelvan a jugar demasiado pronto. Otro estudio en la JAMA encontró que un 15 por ciento vuelven tras al menos 30 días, pero un 3 por ciento lo hicieron tras menos de 24 horas, lo que no permite el tiempo para unos protocolos claves de vuelta al juego.

Según las directrices nacionales, los niños atendidos en los departamentos de emergencias deben ser remitidos a un proveedor de atención de la salud para una atención de seguimiento y un plan para una vuelta gradual a la escuela, y al juego cuando estén recuperados del todo. No deben volver a los entrenamientos ni al juego el mismo día, y el personal de emergencias ni siquiera debe decirles cuándo podrán volver. Cada niño debe ser evaluado de manera individual.

Hay cinco pasos graduales para una vuelta segura al juego, pero solo deben iniciarse tras un periodo de descanso físico y mental, y después de que todos los síntomas hayan desaparecido durante al menos 24 horas.

Progresión de la vuelta al juego

  • Paso 1: De 5 a 10 minutos de actividad aeróbica ligera para aumentar la frecuencia cardiaca
  • Paso 2: Actividad de corta duración e intensidad moderada con movimientos limitados de cuerpo y cabeza
  • Paso 3: Actividad más intensa, pero todavía sin contacto, como correr y hacer rutinas específicas del deporte
  • Paso 4: Entrenamiento y contacto total
  • Paso 5: Competencia

Tenga en cuenta que los síntomas de conmoción pueden afectar a un niño en el aula, no solo en el campo. Algunos niños y adolescentes necesitarán ajustes académicos mientras se recuperan.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre todos los aspectos de la atención de las conmociones cerebrales, además de consejos para su prevención.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

Last Updated: