Los relojes internos del cuerpo podrían afectar el momento en que ocurren las convulsiones epilépticas

In English

JUEVES, 13 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Los ritmos circadianos, los relojes corporales de 24 horas que regulan el ciclo de sueño y vigilia de una persona, podrían afectar el momento en que ocurren las convulsiones en alrededor de un 80 por ciento de los pacientes de epilepsia.

Esos hallazgos, que ofrecen nueva información sobre los patrones de las convulsiones, podrían ayudar a los médicos a tratar la enfermedad de manera más efectiva, plantearon los investigadores.

"Comprender la naturaleza cíclica de las enfermedades es vital para tratar enfermedades como la epilepsia, cuya gravedad fluctúa de forma continua", dijo el autor sénior del estudio, el Dr. Mark Cook, profesor en la Universidad de Melbourne, en Australia.

"El cuerpo humano es una colección de miles de relojes, cada uno de los cuales funciona en ciclos según su propio marcapasos. Por ejemplo, algunas células pueden controlar el tiempo con una precisión de milisegundos, mientras que los ciclos hormonales podrían tener unos periodos más largos de horas, días o más", explicó. "Combinados en el cuerpo, la presencia de todos esos ciclos tiene un efecto fundamental en nuestra salud".

Cook y sus colaboradores encontraron que en alrededor de un 80 por ciento de las personas con epilepsia, el momento en que ocurren las convulsiones podría estar asociado con su reloj corporal interno.

El estudio usó datos de un sitio web y una aplicación de teléfono celular que rastrean las convulsiones, utilizados por más de 1,000 personas con epilepsia que experimentaban convulsiones frecuentes.

Los científicos también examinaron los datos de un pequeño estudio de 12 personas con epilepsia que utilizaron un dispositivo que registraba la actividad eléctrica de sus cerebros.

Se utilizó un análisis estadístico para identificar las tendencias en la frecuencia de las convulsiones entre los pacientes a lo largo del tiempo, desde seis horas hasta incluso tres meses.

Los investigadores encontraron un vínculo entre los ritmos circadianos y las convulsiones en un 80 por ciento de los que utilizaron el sitio web y la aplicación. Lo mismo sucedió con 92 por ciento de aquellos cuya actividad cerebral se registró.

Cook y su equipo anotaron que entre un 7 y un 21 por ciento de los usuarios del sitio web y de la aplicación tenían unos ritmos semanales, mientras que de un 14 a un 22 por ciento tenían ciclos que duraban más de tres semanas.

También encontraron que más de un 64 por ciento de los pacientes tenían más de un tipo de ciclo asociado con las convulsiones. No está claro si los ciclos de las convulsiones ocurren de forma natural, o si se ven influidos por el ambiente del paciente.

El estudio mostró que las convulsiones vinculadas con un ritmo circadiano tenían varios momentos pico, pero que la mayoría ocurrían alrededor de las 8 a.m. y las 8 p.m. Entre los que tenían ciclos semanales, la mayoría de personas sufrían convulsiones los martes y los miércoles. Esos resultados fueron consistentes entre hombres y mujeres, independientemente del tipo de epilepsia que tuvieran.

Los investigadores concluyeron que los ciclos circadianos regulan las probabilidades de convulsiones, y no al contrario. Apuntaron que se necesitan más estudios, pero sugirieron que los hallazgos podrían ayudar a los pacientes a predecir las convulsiones y a gestionar mejor su afección.

El estudio aparece en la edición del 12 de septiembre de la revista The Lancet Neurology.

"La ubicuidad de los ciclos de las convulsiones indica que este es un fenómeno clínico importante que afecta a la mayoría de los pacientes. Esto significa que podría ser una forma importante de mejorar el tratamiento de muchas personas con epilepsia", aseguró Cook en un comunicado de prensa de la revista.

Cook anotó que los medicamentos anticonvulsivos también podrían tener una mayor o una menor efectividad en distintos momentos del día, dependiendo de cómo los metaboliza el cuerpo. Los investigadores añadieron que los cambios estacionales, las vacaciones y el horario de verano también podrían afectar a los patrones de las convulsiones.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la epilepsia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: The Lancet Neurology, news release, Sept. 12, 2018

--

Last Updated: