Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

El tratamiento con ultrasonido podría aliviar los temblores del Parkinson

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 27 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El ultrasonido podría proveer un alivio duradero de los movimientos musculares involuntarios que son tan debilitantes para las personas que sufren de enfermedad de Parkinson y de otra afección conocida como "temblor esencial", concluye un pequeño estudio.

El tratamiento todavía es poco común, pero parece ofrecer un alivio significativo y duradero de los temblores, informan unos investigadores italianos.

Se conoce como "ultrasonido focalizado". Aunque se caracteriza como una cirugía, en realidad es un procedimiento no invasivo que no implica incisiones.

Los profesionales clínicos lo utilizan para dirigir ondas de energía de sonido al pequeño centro de control de los temblores del cerebro, llamado tálamo, de los pacientes que sufren de movimientos musculares incontrolados. Las ondas calientan al tálamo y destruyen parte del mismo.

"La aplicación clínica de esta técnica para las enfermedades neurológicas es una novedad absoluta", aseguró en una declaración el autor del estudio, el Dr. Federico Bruno, radiólogo de la Universidad de L'Aquila, en Italia. "Hasta ahora, pocos pacientes conocen esta opción de tratamiento, y no hay muchos centros especializados equipados con la tecnología necesaria".

Apuntó que hace menos de tres años que el ultrasonido focalizado recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. como tratamiento para el control de los temblores.

Antes de esto, los pacientes tenían que depender de otras intervenciones, según la Dra. Rachel Dolhun, vicepresidenta de comunicaciones médicas de la Michael J. Fox Foundation, en la ciudad de Nueva York.

"El ejercicio, los medicamentos y las terapias quirúrgicas, como la estimulación cerebral profunda, son todas posibilidades a tener en cuenta", anotó.

Pero el ejercicio y los medicamentos no siempre funcionan. Y aunque la estimulación cerebral profunda (ECP) se dirige a la misma área del cerebro que el ultrasonido no invasivo, es altamente invasiva.

Los cirujanos deben entrar al cráneo y al pecho para insertar cables, electrodos y un generador de pulsos parecido a un marcapasos. Después de la cirugía, también puede resultar difícil calibrar el dispositivo para lograr la reducción máxima de los temblores y minimizar los efectos secundarios no deseados.

Además, los pacientes con problemas cardiacos y de sangrado quizá no sean elegibles para el procedimiento, señalaron Dolhun y su equipo, al igual que los que tienen problemas con la memoria y el pensamiento. El equipo de la ECP también requiere un mantenimiento cuidadoso: hay que reemplazar la batería.

En comparación, el ultrasonido enfocado, aunque es irreversible "requiere una hospitalización más corta, y es un procedimiento que es bastante bien tolerado, incluso por los pacientes más frágiles", apuntó Bruno.

¿Pero funciona?

Bruno y su equipo monitorizaron a 39 pacientes, con una edad promedio de 65 años, durante poco más de un año tras el tratamiento con el ultrasonido focalizado.

Poco más de la mitad (21) tenían Parkinson. Los demás tenían un temblor esencial (TE), un tipo común de temblor que puede afectar a las manos, los brazos, las piernas, la cabeza, el tronco e incluso a la lengua.

En promedio, los participantes habían sufrido temblores durante más de una década. Ninguno había respondido a los tratamientos estándar.

Todos se sometieron al ultrasonido focalizado, que se realiza sin anestesia general en un lado del tálamo. (Administrar el ultrasonido en ambos lados podría provocar problemas del habla, para tragar y del pensamiento, de forma que solo está aprobado para un lado).

¿El resultado? De los 39 pacientes, 37 experimentaron un alivio inmediato y significativo del temblor, y ese alivio se sostuvo durante el año siguiente. Los pacientes tanto con Parkinson como con TE reportaron mejoras marcadas en su calidad de vida.

Sin embargo, por ahora, el ultrasonido focalizado solo está disponible en unos cuantos centros especializados de todo el mundo. Pero tanto Bruno como Dulhun sugieren que eso podría cambiar.

"Hay varios ensayos clínicos que están evaluando el ultrasonido focalizado como un procedimiento no invasivo para otros síntomas del Parkinson", dijo Dolhun. Esos síntomas incluyen a la disquinesia, que son unos movimientos musculares incontrolables que resultan en movimientos nerviosos, balanceo, retorcimientos, contorsiones o movimientos de la cabeza.

Bruno dijo que otros estudios investigan su potencial para tratar el dolor neuropático, la epilepsia y los trastornos obsesivos compulsivos, además de los tumores cerebrales. Y a medida que las técnicas de neuroimagen mejoren, predicen que el potencial y la disponibilidad del ultrasonido aumentarán.

Bruno y su equipo presentarán sus hallazgos el próximo miércoles en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (Radiological Society of North America ), en Chicago. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre el ultrasonido focalizado, visite la Michael J. Fox Foundation For Parkinson's Research.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Rachel Dolhun, M.D., vice president, medical communications, Michael J. Fox Foundation, New York City; Dec. 4, 2019, presentation, Radiological Society of North America annual meeting, Chicago

Last Updated: