Un estudio calma la preocupación de que un medicamento común para la diabetes pudiera hacer daño a los huesos

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 3 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Si tiene diabetes tipo 2 y toma canagliflozina para ayudar a controlar el azúcar en la sangre, un nuevo estudio tiene una buena noticia: el fármaco no parece aumentar el riesgo de fracturas óseas.

Investigaciones anteriores habían sugerido que podría hacerlo.

"Nos interesaba realizar este estudio porque hubo un ensayo aleatorio que dijo que había un aumento en el riesgo de fracturas óseas, y uno que decía que no lo había. Realizamos un estudio en el mundo real con casi 200,000 personas con diabetes tipo 2", señaló el autor del estudio, el Dr. Michael Fralick.

"Espero que estos hallazgos calmen a los pacientes y a los médicos, porque se trata de medicamentos muy populares para la diabetes tipo 2. Esta clase de fármacos puede mejorar los niveles de azúcar en la sangre y ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca", apuntó. Fralick trabaja en la división de farmacoepidemiología y farmacoeconomía del Hospital Brigham and Women's de Boston, y es internista general en la Universidad de Toronto.

La canagliflozina (Invokana, Invokamet) pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de SGLT2. Otros medicamentos de esa clase incluyen a dapagliflozina (Farxiga) y empagliflozina (Jardiance).

Esos medicamentos hacen que los riñones eliminen el exceso de azúcar en la sangre y la excreten a través de la orina, lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Esta clase de fármacos se ha vinculado con varias complicaciones, entre ellas lesiones renales e infecciones genitales graves.

Fralick dijo que una forma en que esos fármacos podrían aumentar potencialmente el riesgo de fractura es al reducir la densidad mineral ósea.

El Dr. William Leslie, autor de un editorial publicado junto con el estudio, sugirió que la deshidratación podría ser otra forma en que esos medicamentos pudieran vincularse con el riesgo de fractura. Leslie es profesor de medicina y radiología en la Universidad de Manitoba, en Canadá.

En el nuevo informe, Fralick y su equipo revisaron los datos de dos bases de datos comerciales de atención de la salud de EE. UU. Encontraron información sobre unas 200,000 personas con diabetes tipo 2 que acababan de comenzar a tomar uno de dos medicamentos distintos para la diabetes tipo 2: la canagliflozina o un medicamento de una clase de fármacos llamados agonistas GLP-1, que incluye a Victoza, Trulicity y Byetta. Esos medicamentos no se han vinculado con un aumento en el riesgo de fracturas.

Los investigadores también observaron las fracturas en la parte superior e inferior de los brazos, además de las caderas y la pelvis.

Al final, el equipo del estudio comparó a unas 80,000 personas que tomaban canagliflozina con unas 80,000 que eran tratadas con agonistas GLP-1. La edad promedio de los pacientes era de 55 años, y alrededor del 48 por ciento eran mujeres.

El estudio mostró un riesgo similar de fracturas en esas poblaciones de bajo riesgo y de mediana edad.

Tanto Fralick como Leslie apuntaron que todavía no se ha determinado nada sobre las personas que tienen un riesgo más alto de fracturas, por ejemplo las personas mayores.

Este estudio fue "con una población con un riesgo relativamente bajo. Pero plantea la pregunta de qué sucede en las poblaciones con un riesgo más alto. Necesitamos datos adicionales sobre la seguridad", dijo Leslie.

Actualmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. requiere que la etiqueta de la canagliflozina contenga una advertencia sobre el riesgo potencial de fracturas, y Fralick dijo que quizá sea demasiado pronto como para cambiar la etiqueta, sobre todo por las personas con un riesgo alto. Ambos expertos afirmaron que se necesita más investigación.

Mientras tanto, si le preocupa tomar la canagliflozina, Fralick recomendó que hable con su proveedor de atención de la salud. Pero añadió que "en las personas sin un riesgo básico alto, el riesgo de fracturas es muy bajo y los beneficios claros de los SGLT2 superan a ese riesgo potencial".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 1 de enero de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre los medicamentos orales para la diabetes, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Michael Fralick, M.D., S.M., division of pharmacoepidemiology and pharmacoeconomics, Brigham and Women's Hospital, Boston, and general internist, University of Toronto, Canada; William Leslie, M.D., professor of medicine and radiology, University of Manitoba, Canada; Jan. 1, 2019, Annals of Internal Medicine, online

Last Updated: