Un fármaco experimental podría ser una nueva opción en la diabetes tipo 2

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 17 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Un medicamento experimental podría ayudar a las personas con diabetes tipo 2 a controlar el azúcar en la sangre sin provocar que se reduzca a niveles peligrosamente bajos.

Los investigadores encontraron que el compuesto, por ahora llamado TTP399, mejoraba el control del azúcar en la sangre de los pacientes cuando se añadía al medicamento estándar, la metformina, durante seis meses.

Y lo hizo sin provocar hipoglucemia, unos bajones del azúcar en la sangre que, si son graves, pueden conducir a convulsiones o a la pérdida del conocimiento.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 16 de enero de la revista Science Translational Medicine, provienen de un ensayo inicial en "fase 2". Y se necesita más investigación antes de que el TTP399 se pueda añadir al armamento existente contra la diabetes tipo 2, señaló la investigadora sénior, Carmen Valcarce.

Pero, añadió, los efectos vistos hasta ahora en el control del azúcar en la sangre son comparables a, o incluso mejores que, los observados con los medicamentos actuales para la enfermedad.

Valcarce es directora científica de vTv Therapeutics, la compañía con sede en Carolina del Norte que está desarrollando el TTP399.

La diabetes tipo 2 afectaba a más de 30 millones de estadounidenses en 2015, según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). Aparece cuando el cuerpo ya no puede utilizar de forma adecuada la insulina, una hormona que regula los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Cuando los niveles de insulina se disparan de forma habitual, esto puede afectar al cuerpo con el tiempo, dañando los vasos sanguíneos y el corazón, los nervios, los riñones y los ojos.

Y aunque hay medicamentos para la diabetes tipo 2, todavía se necesitan opciones adicionales, aseguró Valcarce.

"Algunas personas no responden bien a los medicamentos actuales", anotó. "Algunas personas no pueden tolerar los efectos secundarios".

La Dra. Debra Simmons es endocrinóloga y profesora en la Universidad de Utah, en Salt Lake City.

Concurrió en que hay una necesidad de medicamentos adicionales para la diabetes que funcionen a través de mecanismos que sean distintos que los de los fármacos disponibles. Las causas específicas de la diabetes varían de una persona a otra, dijo Simmons.

El TTP399 funciona al activar una enzima llamada glucoquinasa, que funge como un "sensor" del azúcar en la sangre.

Se han desarrollado otros compuestos que se dirigen a la glucoquinasa. Pero se han visto impedidos por los efectos secundarios, no solo la hipoglucemia, sino también elevaciones en los triglicéridos, una grasa de la sangre.

Según Valcarce, parte del problema es que algunos compuestos anteriores afectaban a la glucoquinasa tanto en el hígado como en el páncreas. Y cuando se activa en el páncreas, podría hacer que el azúcar en la sangre se desplome.

Simmons señaló que otro problema es que algunos compuestos perturbaban la forma en que la glucoquinasa interactúa normalmente con una proteína que la regula. Esa pareció ser la causa del aumento en los triglicéridos.

El TTP399 se diseñó para evitar esos problemas.

El equipo de Valcarce lo evaluó en 190 pacientes con diabetes tipo 2. Todos ya tomaban metformina, y se asignó a algunos al azar a añadir una dosis diaria de TTP399. Los demás pacientes añadieron pastillas inactivas de placebo o un medicamento para la diabetes llamado sitagliptina (Januvia).

Tras seis meses, los pacientes que tomaron el nuevo compuesto mostraron una mayor reducción en sus niveles de A1c, frente a los pacientes que tomaron el placebo. La A1c es una medida de los niveles promedio de azúcar en la sangre de una persona en los últimos dos o tres meses.

No hubo casos de reducciones graves en el azúcar de la sangre, apuntaron los investigadores, ni efectos negativos en los triglicéridos.

Todavía se necesitan estudios de mayor tamaño y a más largo plazo, dijo Simmons, para ver cómo se sostiene la efectividad y la seguridad del fármaco.

Simmons apuntó a una visión más amplia: que los investigadores están estudiando las bases de la diabetes e intentando desarrollar nuevas opciones de tratamiento.

Pero enfatizó que "la dieta y el ejercicio siempre serán importantes para gestionar la diabetes".

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes ofrece más información sobre la atención de la diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Carmen Valcarce, Ph.D., executive vice president and chief scientific officer, vTv Therapeutics LLC, High Point, N.C.; Debra Simmons, M.D., professor, medicine, University of Utah, Salt Lake City; Jan. 16, 2019, Science Translational Medicine

Last Updated: